6 de diciembre de 2017 10:20 AM
Imprimir

Quickfood (Paty) sale a buscar $ 1.000 M al mercado de capitales

QUIERE BAJAR COSTOS PORQUE ESTÁ PERDIENDO PLATA Lanzó un programa de Obligaciones Negociables, los fondos recaudados serán utilizados para refinanciar deudas por poco más de $770 millones y concretar inversiones por $72 millones

El frigorífico Quickfood, que actualmente está en manos del grupo brasileño BRF, salió a buscar financiación al mercado de capitales local con el lanzamiento de un programa de Obligaciones Negociables por hasta $1.000 millones. El dinero recaudado será destinado a refinanciar deudas por poco más de $770 millones y el resto para capital de trabajo y concretar inversiones estimadas en $72 millones.

Este es el regreso del frigorífico al mercado de capitales argentino, la última emisión de ON la había concretado en 2015 y con el retroceso en el negocio -producto de las restricciones a las exportaciones de carne- frenó todo tipo de expansión y puso el foco en la producción de alimentos procesados (hamburguesas y salchichas) que comercializa con diversas marcas, entre ellas Paty.

En este contexto la firma viene mostrando números negativos, en su período intermedio (9 meses) finalizado el 30 de septiembre, con una facturación de $4.266 millones mostraba pérdidas por $266,1 millones y en su balance anual cerrado en marzo pasado las pérdidas fueron de $463 millones e ingresos de $5.060 millones.

Actualmente lo que más impacta negativamente en su balance es el incremento de los costos de producción, la materia prima y una demanda que no crece y justamente el frigorífico salió a buscar financiación para subsanar en parte estos problemas.

Según explican desde la empresa, con parte del dinero recaudado invertirán en “cambios en infraestructura, actualización tecnológica, reparación y remodelación de las plantas que permitirán un aumento en la producción y una reducción de costos”.

Otra lectura lógica es que la empresa también busca sanear su situación para aprovechar las mejores oportunidades que hoy presenta el negocio exportador de carne sin procesar, del cual perdió terreno en los últimos años.

Por lo pronto, fue el frigorífico que recibió mayor tonelaje en la última distribución -conocida en septiembre -de la Cuota Hilton con poco más de 3.100 toneladas sobre un total de 25.444 toneladas que cotizan en promedio cada una a u$s15.000.

Lo cierto, es que más allá de este atractivo negocio que en los últimos años las empresas no pudieron cumplir en su totalidad, se abrió un nuevo panorama para la actividad. Ya no hay restricciones ni cupos para poder exportar e incluso el Gobierno nacional elevó los reintegros a los envíos.

Las señales de recuperación están a la vista, según las estadísticas del Consorcio ABC, entre enero y octubre de este año, las exportaciones de carnes bovinas sumaron 253.000 toneladas, lo que representa un crecimiento del 32% respecto a la misma fecha pero de 2016.

Además, el total facturado en los primeros diez meses del año sumó 1.178 millones de dólares, 22% mayor, versus octubre del año pasado y el panorama para 2018 es por lo pronto más que alentador.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad