8 de diciembre de 2017 12:18 PM
Imprimir

EL CAMPO HABLA . . . .

• La semana estuvo cargada de eventos y despedidas de fin de año. La suba de los costos fue uno te los temas que resonó en los distintos salones

… que hubo cambios de clima y de humor en distintos frentes, en cierta forma habituales en los últimos días del año. En el caso del campo, la cuestión climática, junto con el recambio de funcionarios, le puso una cuota extra, ya que ahora es la seca la que está marcando el ritmo, al punto que mientras en varias regiones los bajos se mantienen aún bajo agua, en las lomas no se pueden continuar las labores (incluyendo completar las siembras) por la falta de humedad que imponen las escasas lluvias. Simultáneamente, cambios abruptos, y extremos, de temperatura multiplican tormentas y granizos, como el que a mediados de la semana afectó a buena parte del Alto Valle, provocando daños en frutales. El tema ya está siendo registrado también por el mercado internacional que comenzó a consolidar, relativamente, las cotizaciones de la soja debido a las eventuales pérdidas que esta situación puede provocar en la próxima cosecha local, y a pesar de los muy buenos pronósticos que se mantienen para Brasil, determinante en el mercado de la oleaginosa. Este, entre otros varios temas, se escuchó en la agenda variopinta que caracterizó la semana, desde la ya tradicional “comida de amigos” de la Brangus, ahora en la Rural de Palermo (dado que ya compró sede en el nuevo edificio en construcción allí), hasta en la última reunión mensual del Estudio Broda, en la UCEMA. También los forestales de AfoA hicieron su despedida en la glamorosa Cancha 1 de Palermo (donde la semana pasada se jugó la final de polo); los tabacaleros eligieron una reciclada casona (con terraza y piscina) en plena City; mientras que las 4 cadenas granarias se mantuvieron en la Bolsa de Cereales.

… que, entre las muchas cosas que se escucharon en tan variados encuentros, resaltó el entusiasmo de los forestales ahora en relación directa con el propio presidente Mauricio Macri, y hasta “apadrinados” por el nuevo titular de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere (oriundo de Entre Ríos, provincia con fuertes intereses forestales), por el impulso que parecen querer darle a la atrasada -pero prometedora- actividad y que, además de liberar las restricciones aún pendientes al comercio y transporte de madera, incluiría, nuevamente, proyectos y programas de construcción de casas de este material, lo que ya hizo desempolvar carpetas archivadas hace años, sobre todo, en el Litoral. Lo que es controvertido es la eventual utilización de los”bitrenes”, especie de camiones con acoplado, para el transporte de la madera cuando, en realidad, lo que debería acelerarse son los ramales ferroviarios, mucho menos contaminantes y costosos que los camiones, sin hablar del daño que las altas cargas causan en las rutas. Simultáneamente, cooperativistas de esa región comentaban nuevos planes para ir sustituyendo actividades de miniproductores de yerba y tabaco, como la Cooperativa Citrícola de Misiones, que acaba de cerrar un acuerdo con Japón para proveerles de jugo concentrado de mandarinas satsuma. También se mencionaban los 2.000-3.000 estanques para producir bogas, surubíes y pacúes que, aunque muchos proveen sólo al autoconsumo, van conformando una oferta piscícola cada vez más atractiva.

… que, por supuesto, a nivel de la producción la nueva suba operada en los precios de los combustibles no fue una buena noticia, más aún cuando la falta de precipitaciones hace prever mucho más utilización de riego y, por ende, mayores costos, además de las subas automáticas que suelen operarse en el transporte. Así, mientras algunos consultaban sobre las razones de la conmemoración del Día del Gaucho, y otros recordaban los 61 de la creación del INTA, en 1956, en el cóctel de las 4 cadenas agrícolas se destacaba la llegada adelantada del primer lote de girasol de esta campaña, de General Belgrano en el Chaco, y otros señalaban que los cultivos de trigo que comenzaron a recolectarse, en general, no lograron la calidad superior que se esperaba, mientras que los volúmenes pueden llegar a ser algo inferiores a los del último ciclo, ubicándose alrededor de los 16 millones de toneladas. Mientras, entre memoriosos y sarcásticos alguno trató de recordar el PEA. El famoso Plan Estratégico Agropecuario, que costó varios millones hace 10 años, con mucho “millaje” recorrido por funcionarios nacionales y provinciales de aquella época, y del que nadie parece recordar nada ahora, a pesar de los ríos de tinta derrochados buscando, entre otras cosas, “el cisne negro”… Más intrigante aún resultó la pregunta sobre el eventual cargo gerencial que estaría comenzando a buscar una entidad del sector ante la posibilidad de que en un par de meses le quede vacante ese cargo, para el cual ya se están anotando varios…

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad