11 de diciembre de 2017 18:17 PM
Imprimir

La creciente importancia de la certificación de carnes

La certificación es el diferenciador y garantía de inocuidad en la implementación de las buenas prácticas de manufactura (BPM), el sistema de análisis de peligros y puntos críticos de control (HACCP, por sus siglas en inglés), entre otras normas, en las plantas frigoríficas. En Argentina, la necesidad de diferenciar los productos alimenticios es una realidad que condujo […]

La certificación es el diferenciador y garantía de inocuidad en la implementación de las buenas prácticas de manufactura (BPM), el sistema de análisis de peligros y puntos críticos de control (HACCP, por sus siglas en inglés), entre otras normas, en las plantas frigoríficas.

En Argentina, la necesidad de diferenciar los productos alimenticios es una realidad que condujo al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) a la creación del Programa Nacional de Certificación de Calidad en Alimentos, por varias razones, pero la principal fue la incorporación en el etiquetado de los alimentos la mención de determinados atributos de calidad.

Este programa, mediante la Resolución N° 280/01, determina cada uno de los requisitos que deben cumplir las empresas de productos cárnicos y las certificadoras inscritas en el mismo programa. Entre estos requisitos están la participación de un técnico con probada experiencia, idoneidad en el manejo y producción de alimentos, cumplimiento con el guía de reglamentos, entre otros.

Un atributo, según informó la empresa certificadora argentina LIAF Control SRL, es “aquella característica diferencial que posee el producto como un rango distintivo de otro producto similar en el mercado”.

“Ese atributo deberá contar con las verificaciones de un protocolo de certificación”, agregó.

LIAF Control, en su sede en Buenos Aires, provee servicios y capacitación a empresas productoras y exportadoras de carnes que desean obtener la mencionada certificación. Sus cuatro socios fundadores proveen información a las empresas interesadas, con la finalidad que sus productos finales cumplan con los requerimientos establecidos por este programa.

“Somos, entre otras cosas, una certificadora de calidad”, dijo Ignacio Harris, técnico en carnes y socio fundador de LIAF Control a CarneTec. “Prestamos diferentes servicios a ocho plantas frigoríficas y hoy en día estamos en pleno crecimiento”.

LIAF Control SRL se encuentra oficialmente reconocida por SENASA, habiendo cumplido los requisitos para su inscripción en el Registro Nacional de Entidades Certificadoras de Calidad en Alimentos, de acuerdo con la Resolución N° 157 del 5/04/16.

El etiquetado de los alimentos menciona los determinados atributos de calidad.

Fuente: Carnetec

Publicidad