11 de diciembre de 2017 22:45 PM
Imprimir

El consumidor tiene mayor conciencia acerca de la producción avícola

Mexico - La percepción generalizada del consumidor de productos avícolas en todo el mundo presenta una mayor sensibilidad con respecto a tener certeza sobre los métodos de producción, debido a que existe una mayor conciencia de lo que adquiere eligiendo la producción que proviene de explotaciones donde se procura un mayor bienestar animal.

Si bien hoy el mercado de productos avícolas en el país no exige esa diferenciación en certificar las condiciones bajo las cuales la producción avícola se lleva a cabo, en el ámbito del mercado externo paulatinamente se va enfilando la exigencia de esta condición siendo exigibles algunas normas básicas.

Insertos en los procesos de renegociación de un Tratado de Libre Comercio no debe de extrañarnos que la condición para un comercio externo de productos avícolas sea más rígida y robusta en cuanto a los requerimientos de cumplimiento si se quiere participar en este renglón, indica El Economista.

En materia de empleo, es indudable que las mejoras en el bienestar de los animales pueden ser una fuente de empleo en países donde el trabajo es difícil de encontrar.

Una avicultura social eslabonada a prácticas que aumente el bienestar animal exige un grado de atención más intenso que se traduce en mayor cantidad de empleo, ya que para lograr altos estándares de bienestar en el manejo de los animales implica altas exigencias en las prácticas de inspección y manipulación, el no contar con una estructura robusta de personal encargado de las explotaciones avícolas libres implicaría desatender el aspecto de bienestar animal.

Este punto medular de la actividad avícola viene a compaginarse con la ocupación en nuestro sector rural en donde la mujer tiene un papel preponderante y en donde el núcleo familiar puede compenetrarse en esta actividad mejorando la calidad de vida en el sector rural.

El papel que desempeña la mujer en la sociedad en este esquema de producción y en donde la misma asume una posición de empresaria avícola propicia el empoderamiento de la misma.

La definición de un modelo productivo de avicultura social bajo un manejo de bienestar animal abre las puertas a detonar de manera gradual una actividad que fortalezca el sector rural de México bajo criterios de rentabilidad y eficiencia, condición que en algunos países como China implementa hoy en día con un buen resultado fusionando la producción avícola amigable con el ambiente y con los animales y un mercado más sensible caracterizado por un consumidor interesado en certificar como se produjeron sus alimentos.

La prioridad en el desarrollo de un sector rural más competitivo debe de traducirse en buscar nuevas alternativas productivas diferenciadas, con potencial productivo y que representen una alternativa innovadora y de fácil adopción principalmente por el pequeño productor.

La avicultura social de baja escala o de traspatio matizada con el bienestar animal no pasaría inadvertida ante los ojos de un mercado más consciente y humano de los productos avícolas.

Es de suma importancia desarrollar alianzas estratégicas entre mercados y áreas productivas estableciendo esquemas de ganar-ganar para el desarrollo de negocios sanos, de largo plazo que incentiven el crecimiento, el empleo, el arraigo, el desarrollo del sector rural, dinamizando otros negocios colaterales a la producción avícola.

Fuente: ElSitioAvícola

Publicidad