12 de diciembre de 2017 14:45 PM
Imprimir

Por el atraso cambiario, cae el ingreso de divisas por soja

Por la soja retenida aún restan ingresos por u$s5.600 millones.

Los datos publicados por el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) muestran que la semana pasada las ventas por todo el complejo agroindustrial fue de u$s227 millones. Este fue el cuarto valor más bajo del año. De esta forma en lo que va del periodo actual, las divisas totalizan u$s20.520 mientras que en la misma relación pero de 2016 fue de u$s22.838 millones. La baja es del 10,1 por ciento. Este último cerró en u$s23.910 millones.

Al buscar los motivos de la fuerte retención. Esta hay que buscarla primero en la buena cosecha de cereales que le permitió al productor usar dichos granos para afrontar sus gastos además de los créditos en dólares de un sólo dígito.

El dólar fue otro de puntos que el campo tuvo en cuenta. La moneda norteamericana termina el año con una alza del 8,8 por ciento, pero la inflación entre enero de 2017 y enero 2018 estaría en torno al 23 por ciento. Los altos costos de los insumos que se usa para producir los distintos cultivos terminaron afectando el negocio.

Por lo pronto, con un mercado libre y lejos de lo que se vio en la época kirchnerista, el productor parece no dejarlo conforme ninguna de las teorías económicas aplicadas por el anterior y actual gobierno. El tipo de cambio hace un año era de $16,30 y ayer cotizó en $17,60.

Un último factor de la retención del poroto son los derechos de exportación. Estos se reducirán a razón de 0,5% por mes desde enero próximo lo que hace un global del 6 por ciento.

Dicho porcentaje ya está aplicado a las distintas posiciones de los contratos de futuro. Ayer el disponible cerró en u$s268 la tonelada mientras el contrato julio está en u$s273 y la noviembre en u$s283. La ganancia para este último es del 5,6 por ciento.

Para la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) y sobre datos de Agroindustria, noviembre cerró con ventas finales de soja por 37,6 millones de toneladas, el 66% de la producción estimada. Este dato contrasta tanto con el 77% (42,5 millones) que exportadores e industriales llevaban compradas a la misma altura del año anterior, como con el 81% (o 41,4 millones) promedio de las últimas cinco campañas.

Se entiende entonces que el productor podrá guardar aún más su soja. El actual contexto anticipa valores al alza a partir de la falta de lluvias pronosticadas hasta fines de diciembre. Lo raro es que Chicago se mantiene expectante y hasta ayer mantenía cuatro sesiones a la baja. Espera que el clima cambie.

Fuente: El Cronista

Publicidad