13 de diciembre de 2017 10:18 AM
Imprimir

El MLA analiza la evolución de las exportaciones australianas de carne de ovino durante 2017

Las exportaciones australianas de carne de ovino están en camino de tener su año récord en exportaciones tras dos años de declive. El incremento se debe fundamentalmente a una mayor oferta de ganado para sacrificio, especialmente en la segunda mitad de 2017, informa Meat & Livestock Australia. Estados Unidos seguirá siendo este año el mayor […]

Las exportaciones australianas de carne de ovino están en camino de tener su año récord en exportaciones tras dos años de declive. El incremento se debe fundamentalmente a una mayor oferta de ganado para sacrificio, especialmente en la segunda mitad de 2017, informa Meat & Livestock Australia.

Estados Unidos seguirá siendo este año el mayor destino de cordero de Australia, marcando seis años consecutivos de crecimiento. Australia, el proveedor dominante de los EE. UU., se está beneficiando actualmente del fuerte crecimiento del cordero que se está produciendo en la comida rápida y la comida informal. Esto está siendo impulsado por algunos cambios demográficos y el cambio en la demanda de platos a base de carne de cordero dentro del canal convenience y a precios más asequibles: hamburguesas de cordero, albóndigas y kebabs.

Continúa existiendo la oportunidad de mejorar la familiaridad y el conocimiento de los estadounidenses sobre cómo preparar el cordero, que es donde el programa Food Influencer de MLA, que incluye bloggers e influencers buscando identificar al cordero australiano con un perfil de consumidor que compra comida muy variada y además tiene altos ingresos.

En el caso de China, después de tres años de caída en las ventas, las exportaciones de carne de ovino han tenido un crecimiento significativo de nuevo en 2017. Esto ha sido impulsado por el cordero, que registrará su mayor año de exportaciones a China. Los consumidores chinos perciben que el cordero es una proteína superior de alto valor nutricional frente al pollo y el cerdo, pero les resulta más difícil de preparar y cocinar. Esto significa que el cordero es en su mayoría consumido en el sector foodservice, particularmente en restaurantes.

China sigue siendo un mercado clave para la carne de ovino australiana, sin embargo, la naturaleza del mercado sensible a los precios y los desafíos constantes de acceso a los mercados (incluida la infraestructura de la cadena de frío) determinarán el tamaño del crecimiento futuro.

En cuanto a las exportaciones a Oriente Medio, las exportaciones de carne de ovino se han mantenido en línea con los niveles de 2016 con estabilidad en todos los principales destinos del mercado. Es probable que el producto refrigerado en la región se acerque al número récord de 2016, con Dubai y Qatar manteniendo su fuerte demanda y Australia exportando productos refrigerados a Irán por primera vez desde 2013.

Esto se debe en la continuidad en la la tendencia hacia un producto premium para la región que ha visto como el precio de exportación de Australia casi se ha doblado en los últimos 10 años. Esto fue impulsado por una combinación de mayores ingresos disponibles, occidentalización, grandes poblaciones profesionales de expatriados y sectores turísticos en desarrollo en todo el Medio Oriente. Hay mucha competencia en la región con una mayor presencia de productos más baratos de Rumania y el norte de África.

Corea ha sido el mercado sorpresa para la carne de ovino en 2017, creciendo a un fuerte ritmo debido a la gran demanda de carne de cordero (refrigerado y congelado). Este crecimiento en la demanda ha dependido en gran medida de las preparación de barbacoas y pinchos de cordero al estilo chino.

Por último, Singapur, Japón y Malasia continuaron con demanda constante de carne de ovino, mientras que Papua Nueva Guinea experimentó un descenso en el volumen en 2017 a raíz de la disminución de las exportaciones de pechuga congelada y aleta.

Fuente: Eurocarne

Publicidad