15 de diciembre de 2017 06:34 AM
Imprimir

Desarrollan una nueva técnica para detectar impurezas en la carne picada en cuestión de minutos

Investigadores de la Universidad de Columbia Británica han encontrado una forma de identificar productos animales no deseados en la carne picada. Dirigidos por el profesor Xiaonan Lu utilizaron un espectrómetro equipado con láser y un análisis estadístico para determinar con un 99% de precisión si las muestras de carne picada incluían otras partes de animales. […]

Investigadores de la Universidad de Columbia Británica han encontrado una forma de identificar productos animales no deseados en la carne picada. Dirigidos por el profesor Xiaonan Lu utilizaron un espectrómetro equipado con láser y un análisis estadístico para determinar con un 99% de precisión si las muestras de carne picada incluían otras partes de animales. Pudieron decir con un 80% de precisión qué partes de los animales se usaron y en qué concentración.

Su nuevo método, publicado en Scientific Reports, puede lograr todo esto en menos de cinco minutos, lo que lo convierte en una herramienta de inspección de alimentos potencialmente transformadora para el gobierno y la industria.

“Al utilizar esta técnica innovadora, la detección de fraude alimentario puede ser más simple, más rápida y más fácil”, dijo la autora principal del estudio, Yaxi Hu, estudiante de doctorado en la Facultad de sistemas de tierras y alimentos de UBC.

Las pruebas de ADN han demostrado ser eficientes y precisas en la identificación de especies foráneas en productos cárnicos, pero lo que las pruebas de ADN no pueden hacer es identificar despojos, hígados, riñones y estómagos mezclados con carne de la misma especie.

Para establecer su método, los investigadores de la UBC apuntaron un espectrómetro a las muestras de carne que habían preparado picando carne y despojos de los supermercados en varias concentraciones. Debido a que todos los productos de origen animal tienen diferentes composiciones químicas, sus moléculas absorben y dispersan la energía del láser del espectrómetro de diferentes maneras. El espectrómetro captura estas señales, o espectros, para producir una “imagen” de cada sustancia. Estas imágenes espectrales pueden servir como una biblioteca para comparar con otras muestras. Si una muestra de carne es auténtica o adulterada con despojos puede determinarse comparando su imagen espectral con la biblioteca preestablecida, para ver si hay una coincidencia.

El método mejora las técnicas existentes que son más complicadas y lentas. Por ejemplo, una técnica conocida como cromatografía líquida funciona bien, pero requiere que las muestras de carne se licúe con disolventes antes de la prueba, lo que puede llevar más de una hora.

“La instrumentación para esta técnica no es tan compleja”, dijo Hu. “Por lo tanto, si el gobierno o la industria quiere realizar una detección rápida, no es necesario que encuentren personal altamente capacitado para realizar el experimento”.

Todo lo que necesitarían es un espectrómetro y un software fácil de usar que se conecte a una sólida biblioteca de imágenes espectrales. A medida que se analizaran más tipos de carne y despojos y se almacenaran sus resultados, la técnica sería aún más precisa.

El objetivo final de los investigadores es crear un dispositivo inteligente asequible que pueda ser utilizado por los consumidores en el hogar para la autenticación de diferentes productos alimenticios, al igual que la tira de prueba de embarazo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Eurocarne

Publicidad