15 de diciembre de 2017 02:34 AM
Imprimir

¿Estamos más cerca de la creación de impuestos para la producción ganadera y cárnica?

Un informe del Farm Animal Investment Risk & Return analiza esta posibilidad

Prácticamente todos los gobiernos del mundo se enfrentan a desafíos cuando se trata de equilibrar sus presupuestos, y un objetivo cada vez más atractivo para la creación de ingresos es un impuesto sobre los bienes considerados nocivos o perjudiciales para el medio ambiente o ambos. Por ejemplo, más de 180 países ahora imponen un impuesto sobre el tabaco, 60 graban las emisiones de carbono y al menos 25 tienen impuestos sobre el azúcar.

Desde el Farm Animal Investment Risk & Return se ha elaborado el informe The Livestock Levy en el que se explora si la ganadería, la producción cárnica y, en consecuencia la carne pueden ser el siguiente producto en esta lista.

En el sector de la producción ganadera mundial, las tendencias de la sostenibilidad y los cambios en los patrones alimentarios impulsados ??por una creciente clase media global están creando enormes desafíos. El crecimiento de la población ha elevado el consumo mundial de carne en más de un 500% entre 1992 y 2016 y es probable que esta trayectoria continúe en el futuro, especialmente en los mercados emergentes.

Sin embargo, satisfacer esta creciente demanda ha demostrado ser un esfuerzo difícil para la industria ganadera ganadera y cárnica a nivel mundial y en los últimos años los sectores se han ido encontrando con una variedad de problemas ambientales, de salud y sociales. Esto incluye distintas tendencias que relacionan el consumo de carne con:

  • Emisiones de gases de efecto invernadero que exceden las emisiones del sector del transporte;
  • La tasa de incidencia creciente de obesidad global y mayores riesgos asociados de diabetes tipo 2 y cáncer;
  • Aumentar los niveles de resistencia a los antibióticos;
  • Amenazas a la seguridad alimentaria mundial y la disponibilidad de agua; y
  • Degradación del suelo y deforestación

¿La puesta en marcha de impuestos para las carnes frescas y los productos cárnicos podrían ser una forma de mitigar estos desafíos globales?

El camino hacia los impuestos se inicia con el consenso global de que una actividad o producto daña a la sociedad. Esto lleva a una evaluación de sus costos financieros para el público, que a su vez acaba algún tipo de impuestos adicionales. Los impuestos sobre el tabaco, el carbono y el azúcar han seguido esta evolución.

Los impuestos a la carne y los productos cárnicos ya han sido muy comentados en países como Dinamarca, Suecia y Alemania, pero ninguna propuesta ha avanzado hacia una concrección definitiva en el ámbito legislativo.

La imposición sobre la carne no es un riesgo a corto plazo para los inversores pero a medida que la comunidad internacional trabaje para implementar el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, los gobiernos y otras instituciones internacionales deberán crear un camino hacia un sistema alimentario global más sostenible.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Eurocarne

Publicidad