17 de diciembre de 2017 22:22 PM
Imprimir

La incertidumbre en el campo pone en jaque a Vassalli Fabril

La empresa planea despedir a 120 obreros. Alerta en la UOM y preocupación en los productores agrícolas.

Vassalli es la fábrica más importante de cosechadoras de origen nacional y sus vaivenes reflejan sensiblemente la situación agraria. Así como a fines del 2016 y principios de este año registraron ventas récord, ahora el panorama se presenta diametralmente opuesto.

Tal como informó LPO, la sequía y el atraso cambiario generaron un peligroso cóctel que amenaza con licuar la rentabilidad del principal sector agroexportador y profundizar el déficit de la balanza comercial.

Este escenario adverso comenzó a afectar a la rama agroindustrial y Vassalli presentó los primeros síntomas que, a diferencias de la crisis financiera que tuvo que atravesar a principios del 2016 debido a la caída de los contratos con Venezuela que les generó un stock de máquinas por 18 millones de dólares, ahora la crisis está ligada a la producción y la proyección a la baja de la demanda.

Por la crisis anterior tuvo que intervenir el Ministerio de Producción de Santa Fe que propició créditos y ayuda financiera y la cartera de Trabajo de Nación, que a través del programa REPRO permitió que la firma comience a levantar cabeza ayudada por el clima de euforia que había en el campo.

Luego de sortear la crisis, en mayo del año pasado, la tercera generación de la familia Vassalli decidió dar un paso al costado y vendieron la firma a cuatro empresarios dueños de concesionarias de maquinarias agrícolas que, según fuentes de la UOM, no habrían realizado la inversión necesaria para mantener el nivel de crecimiento.

Sin embargo, desde el mismo gremio advirtieron que “más allá de los desmanejos internos, hay problemas en la producción, no hay trabajo y el mercado está paralizado” consignó Pablo Cerra dirigente y abogado de la UOM en diálogo con La Política Online.

“El único sector productivo que ganó algo, o que al menos pudo empatarle a estos dos años, fue el campo pero el año que viene el panorama es difícil también para el sector agroexportador” explicó Cerra quien teme que la situación de Vassalli se extienda al resto de la metalmecánica vinculada al agro.

Es que Vassalli ya adelantó que habrá una reducción de personal -de unos 120 operarios- a quienes les ofreció un plan de retiros voluntarios que, según afirman desde el sindicato metalúrgico, no es muy beneficioso para los trabajadores pero amenazaron con echarlos sin indemnización si no adhieren antes de que termine el año.

Ante la advertencia, la UOM decidió una movilización contra la actitud empresaria y por el reclamo del pago de haberes atrasados, aguinaldo y vacaciones.

Decepción en la Sociedad Rural

Desde la Sociedad Rural de Rosario coincidieron con en análisis que hacen en la UOM sobre la situación de la agroindustria y su presidente, Tomás Layus, explicó para este portal que “los precios de la soja y el maíz hace un año que mantienen los mismos valores, hemos perdido el 25 por ciento de capacidad de compra y eso repercute directamente en la compra de maquinaria”.

Además, Layus subrayó la preponderancia de la compra a futuro “pero las expectativas no son buenas porque no se concretó la quita de retenciones a la soja y el principal insumo del campo, que es el gasoil, sufrió un aumento impresionante. Esto afecta a los costos de siembra, cosecha y flete”

El dirigente de la Sociedad Rural comparó el actual escenario con la década de los 90 y afirmó que “estamos en un escenario muy parecido, con atraso cambiario, preponderancia de la inversión financiera por sobre la productiva y de esta manera vamos a tener problemas económicos muy serios donde los productores chicos no van a poder subsistir”.

Por otra parte, Layus advirtió que del boom de compras de maquinarias que se concretó en el 2016 y que batió record en la última Expoagro, muchos productores están teniendo dificultades para afrontar los créditos: “estamos ante una parálisis inmensa”

Asímismo, desde la Sociedad Rural de Rosario reconocieron que apostaron a Cambiemos en el 2015 y volvieron a avalar al presidente Macri en las últimas elecciones: “estamos decepcionados” concluyó Layus.

Fuente: LPO

Publicidad