18 de diciembre de 2017 12:58 PM
Imprimir

Un panorama sobre la sanidad en la producción avícola de Colombia

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), en alianza con la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (FENAVI), realizó una jornada de educomunicación a productores avícolas de los municipios de Mocoa y Villa Garzón (Putumayo), actividad que forma parte del programa de vigilancia activa contra enfermedades aviares. En este encuentro, además, se expuso la normatividad vigente y se […]
El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), en alianza con la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (FENAVI), realizó una jornada de educomunicación a productores avícolas de los municipios de Mocoa y Villa Garzón (Putumayo), actividad que forma parte del programa de vigilancia activa contra enfermedades aviares.
En este encuentro, además, se expuso la normatividad vigente y se habló sobre la importancia de la formalización y el registro de predios.
El ICA visitó cuatro predios dedicados a la avicultura de traspatio donde se realizó un muestreo de 40 aves para la enfermedad de control oficial Newcastle e Influenza aviar, y se recordó a los avicultores la importancia de medidas de bioseguridad, debido a que estas permiten constituir una barrera de protección a este tipo de enfermedades.

“A través de este tipo de actividades interinstitucionales, el ICA, como Autoridad sanitaria, busca que los productores apliquen las buenas prácticas en la producción avícola, ya que estas representan el conjunto de actividades que mediante su aplicación en el predio, mejoran la producción, calidad e inocuidad de los animales destinados al consumo humano”, manifestó Jehann Favio Muñoz, gerente seccional del ICA en el Putumayo.

De igual manera, el ICA revisó las aves, en busca de cualquier cuadro clínico respiratorio, neurológico o digestivo, que pudiera presentarse en estas, teniendo en cuenta que uno de los principales objetivos del Instituto es dar cumplimiento a la Resolución 1610 de 2010, en la cual Colombia se auto declara como país libre de la Influenza aviar, así mismo aplica para la enfermedad conocida como Newcastle.

Algunas de las recomendaciones que el ICA establece para hacer uso de las buenas prácticas en la producción avícola a nivel nacional, consisten en que:

  • Todas las granjas dedicadas a la crianza de aves para consumo humano deben estar registradas ante la autoridad competente.
  • Se debe garantizar, con anticipación la disposición de los galpones e instalaciones para la recepción de las aves, con el fin de permitir la ejecución, a tiempo, de acciones correctivas.
  • El perímetro debe estar claramente delimitado y protegido.
  • Deben evitarse salientes afiladas y equipamientos que puedan causar daño a las aves.
  • Durante la crianza de las aves se debe controlar la humedad, la circulación y calidad del aire en la superficie de la cama y todo el galpón.
  • Administrar a las aves, dietas y esquemas de alimentación que aseguren el adecuado consumo de nutrientes, dependiendo de su edad y condición productiva, contribuyendo a la salud y bienestar.
  • Previo al ingreso, la ducha sanitaria debe ser obligatoria para el personal que labora en granjas, reproductores y plantas de incubación.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Carnetec

Publicidad