18 de diciembre de 2017 13:15 PM
Imprimir

Granos: el mercado opera al ritmo del pronóstico para la Argentina

La campaña local necesitaba precipitaciones que finalmente llegaron e hicieron bajar la cotización de la soja. Mientras tanto, los altos stocks de trigo continúan presionando los precios de Chicago.

El clima sigue concentrando la atención del mercado. De hecho, el reporte del USDA pasó sin pena ni gloria, y las perspectivas de lluvia para Argentina empujaron los precios a la baja.

En nuestro país los últimos 30 días fueron muy secos. Complicaron el desarrollo de la soja de primera, aunque la misma podría recuperarse, y atrasaron la siembra de segunda. Con 63,5% sembrado, estamos con un atraso de 3 puntos respecto del año pasado que fue una campaña lenta, y hay algo más de 3 millones de hectáreas que deberían ser sembradas en las próximas dos semanas, que quedan en riesgo.

Sin embargo estaríamos recibiendo a partir de estos días y hasta fin de año, una cantidad importante de precipitaciones. Si las mismas se verifican la situación quedará superada en lo inmediato. Pero el período crítico se producirá entre enero y febrero, y con pronósticos de lluvias por debajo de lo normal, la situación puede volver a hacerse compleja.

Otro tema a seguir es que el USDA mantiene una proyección de producción de Brasil de 108 millones de toneladas de soja cuando la CONAB la subió a 109 y los privados ya piensan en 110 millones . El clima viene bien en ese país, y esto hace pensar en una expansión de producción. De todas formas hay que seguir viendo lo que pasa con el clima, y quizás por ello el USDA prefirió esperar para ajustar.

En el caso del maíz el organismo internacional tampoco realizó grandes cambios, pero redujo los stocks de EE.UU. en 1 millón de toneladas a casi 62 millones de toneladas. En tanto para Sudamérica repitió una proyección de 42 millones de toneladas para nuestro país y de 95 millones de toneladas para Brasil.

Esto genera también dudas. En el caso de Argentina el maíz de primera está entrando en floración en la zona centro y norte de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos en condiciones de sequía, con plantas de bajo porte y señales de que la seca las ha impactado. Esto ya implica pérdidas. En el sur de esas provincias y el norte de Buenos Aires la seca apretó, pero los cultivos están un poco más atrasados en su desarrollo. Si las lluvias que se pronostican se producen no habría pérdidas. Esto podría llevarse unas 2 millones de toneladas de maíz, lo que no parece tan significativo, especialmente por la gran cosecha previa tanto en nuestro país como en Brasil y EE.UU.

Pero también en el país vecino se teme que entre una menor área de primera y atraso en la siembra de la safrinhia, la producción podría bajar. Sin embargo el USDA no toma estos comentarios por ahora.

Compras de Brasil

Por el lado del trigo a nivel mundial seguimos con un mercado muy ofrecido, con altos stocks, y los mismos volvieron a subir de acuerdo a los cálculos del USDA que pusieron 3 millones de toneladas más de producción para Canadá.

Pero para nuestro país resulta atractivo que ante una mala cosecha de Brasil, sus compras llegarían a 8 millones de toneladas, un máximo de 10 años. Esto ayudaría a que sea más sencillo colocar las 17 millones de toneladas que se prevén obtener. Sobre todo vamos a tener menos trigo remanente para colocar fuera del Mercosur.

Al respecto ya se ubicaron 3 millones de toneladas. Si suponemos que el 80% podrían tener como destino países fuera de Brasil, ya se habría colocado casi la mitad del remanente, sin que los precios hayan sufrido tanto. Esta es una muy buena noticia para el productor local.

La mala noticia es que Brasil dispuso la apertura de sus compras a Rusia. Sin embargo se apunta a abastecer con este origen a los puertos del norte de Brasil desde donde siempre resulta más conveniente tomar mercadería de EE.UU. o Canadá. Pensamos que este convenio jugará en contra de esos proveedores y no de la Argentina, que está más cerca de los grandes centros de consumo del sur, y además aún cuanta con un diferencial arancelario de nuestro bloque de algo más del 10%.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Cronista

Publicidad