18 de diciembre de 2017 14:18 PM
Imprimir

“Chile debería conocerse en el mundo como un paraíso productor de vinos orgánicos”

El empresario noruego valoró el clima que ofrece el país para la producción de vinos premium y recalcó el trabajo de Vinos de Chile en el exterior. También destacó el manejo de su viña en regenerar la flora y fauna en sus campos, y reveló su plan de potenciar la terapia ecuestre.

Hoy vive en Singapur, pero estuvo avecindado siete años en Chile. El presidente del directorio del grupo noruego Odfjell, Laurence Odfjell, es miembro de la familia propietaria de la mayor naviera de transporte de líquidos del mundo. Sin embargo, en Chile buscaron expandirse a un negocio totalmente distinto: las viñas. En compañía del gerente general de Viña Odfjell, Alejandro Abarca, el empresario noruego destacó a “El Mercurio” las virtudes de Chile como país productor de vinos y se declara un verdadero promotor del país cuando viaja.

Actualmente la firma tiene 120 hectáreas de plantaciones en los valles del Maipo, Lontué y Cauquenes, y se caracteriza por ser orgánica, biodinámica y orientada a los vinos premium . Sin ir más lejos, el precio promedio aumentó desde los US$ 32 por caja a los US$ 48 por caja en un período de cinco años.

La compañía exporta 70 mil cajas al año -su meta es llegar a 100 mil en el mediano plazo- a mercados como Estados Unidos, Noruega, China y Brasil, entre otros. Sin embargo, en el mercado doméstico comercializan más del 20% de su producción, siendo Chile su principal destino. Abarca afirmó que, ante todo, “es necesario tener un nombre en casa. Renegar del mercado local es un error”.

Odfjell destacó que la diversidad de climas y terroirs que ofrece Chile para el sector vitivinícola no las tiene otro país. Por lo mismo, la compañía cuenta con cerca de diez cepas distintas de uva. Por ejemplo, fue una de las primeras compañías en producir vinos de variedad carignan en Chile y la única en el país en tener cepas tannat .

En cuanto a su plan, el empresario europeo señaló que evalúan invertir en torno a US$ 5 millones en un plazo de cinco años, en perfeccionamiento tecnológico, renovación de equipamiento, posicionamiento de marca y mejoras en las bodegas, entre otros aspectos. Además, esperan invertir en nuevas plantaciones con el fin de tener disponibilidad suficiente de fruta, que es nuestra materia prima. “Nunca se ha dejado de invertir. Nuestra principal meta es que a Viña Odjfell se la vincule como una compañía orgánica premium . Es un proyecto de consolidación a cinco años y requiere trabajo en los mercados, donde ha habido una fuerte inversión comercial”, destacó Odjfell.

Fauna e hipoterapia

La sustentabilidad en su operación es uno de los pilares de la firma. El empresario noruego destacó que gracias al manejo de la viña han recuperado la biodiversidad de los viñedos. “La flora y fauna que no estaba ahí hace 30 años ya está volviendo. Hay un trabajo para regenerar un habitat que estaba desplazado por el monocultivo”, afirmó.

Otro de los planes es potenciar la hipoterapia (terapia ecuestre) mediante los 25 caballos del fiordo que habitan en la viña. “Mi padre quiso tener una parte de Noruega en Chile y los caballos han ayudado en el compostaje y en compactar el terreno”, dijo.

“Descolgarse de Vinos de Chile es un error”

El gerente general de Viña Odfjell, Alejandro Abarca, destacó la labor que ha impulsado Vinos de Chile para potenciar el segmento premium en mercados estratégicos, como China. “El gremio ha hecho un buen trabajo, en el sentido de reposicionar la estrategia comercial hacia segmentos altos. Eso es clave para toda la industria, y es parte de lo que necesita Chile. Descolgarse de Vinos de Chile es un error”, recalcó el ejecutivo.

El presidente del directorio del Grupo Odfjell, Laurence Odfjell, coincidió con Abarca y señaló que “una de las equivocaciones de los productores chilenos es no destacar los logros de sus pares en el país o en el extranjero”. El empresario, quien reconoció que tiene un profundo afecto por Chile, manifestó que “necesitamos celebrar lo positivo de toda la industria, porque la competencia no es Chile. La batalla está afuera, en los destinos de exportación”.

“La división afecta a Chile”

El presidente del directorio del Grupo Odfjell, Laurence Odfjell, admitió que sus mejores años en términos personales y profesionales los vivió en Chile. “Nosotros somos extranjeros y nos trató muy bien el país cuando llegamos. Valoro la facilidad para hacer negocios y haber podido desarrollar mi profesión de arquitecto. Chile me dio muchos regalos y soy fanático del país”, destacó. Sin embargo, el empresario noruego manifestó que “a veces, Chile es un país dividido, y eso afecta. Hay dos visiones que no están compartidas y eso hace que el país no llegue a su pleno potencial”.

Odfjell agregó que Chile tiene todo lo necesario para seguir siendo un modelo en la región, pero indicó que debería ser menos dependiente de sus commodities y desconcentrar la riqueza que hay en ciertos grupos. “Esto promueve una economía más robusta en el tiempo, porque se genera más diversidad y creatividad”, dijo.

Fuente: EL Mercurio

Publicidad