18 de diciembre de 2017 17:26 PM
Imprimir

Investigan el nivel de concentración que habrá en el país por la compra de Monsanto por parte de Bayer

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) está intercambiando información con organismos similares de otros países

El Gobierno puso la lupa sobre la compra de la estadounidense Monsanto por parte de la alemana Bayer.

“Estamos analizando cómo afecta a la Argentina en términos de concentración”, señaló a LA NACION una fuente oficial ligada al organismo que conduce Esteban Greco.

Como el análisis está en curso, en la CNDC prefieren no adelantar opiniones. Vale recordar que en ese organismo hay una denuncia de productores contra Monsanto por supuesto abuso de posición dominante. Esta última investigación también está en marcha y debería haber algún resultado antes de los cinco años para que no prescriba.

Recientemente, el Comité de Inversión Extranjera de EE.UU. dijo que la operación Bayer-Monsanto no implicaba riesgos para la soberanía nacional en ese país.

Antes, en Europa se abrió una investigación para garantizar la competencia. En el marco de la compra de Monsanto, Bayer desinvirtió vendiéndole a Basf por casi 7900 millones de dólares una parte importante del negocio de semillas, además de herbicidas no selectivos (no glifosato).

En la Argentina Bayer y Monsanto suman unos 220 distribuidores. En ambas empresas dicen que tienen productos complementarios y que la operación no ocasionará riesgos para el mercado. Sin contar el negocio de semilas, en agroquímicos Bayer pasaría a controlar casi el 25 por ciento del mercado. Entre los productores hay temor a una baja en la cantidad de distribuidores.

La CNDC también recibió la notificación de la compra de Syngenta por parte del grupo chino Chemchina. El mes pasado, Syngenta a su vez compró el negocio de semillas de Nidera, pero esta operación aún no está terminada como para que se informe a la CNDC.

Respecto de esta última transacción, recientemente en Twitter productores expresaron su preocupación porque Syngenta, que ya había adquirido el negocio de girasol de Monsanto, ahora también pasará a controlar el de Nidera teniendo una fuerte participación en el mercado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad