20 de diciembre de 2017 15:12 PM
Imprimir

Diseñan prototipo para el secado solar de productos frutihortícolas

Un grupo de profesionales de la Facultad de Ciencias Exactas trabaja en el diseño de un secadero solar para la deshidratación de productos frutihortícolas de pequeños productores de la región. Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) trabajan en el diseño de un secadero solar para la deshidratación […]

Un grupo de profesionales de la Facultad de Ciencias Exactas trabaja en el diseño de un secadero solar para la deshidratación de productos frutihortícolas de pequeños productores de la región.

Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) trabajan en el diseño de un secadero solar para la deshidratación de productos frutihortícolas cultivados por pequeños productores de la región. Se busca un prototipo que maximice el aprovechamiento de la radiación, sea de fácil construcción, de bajo costo y dimensiones, y que alcance altas temperaturas de secado.

La Provincia de Corrientes se destaca por tener gran cantidad de radiación solar anual, lo cual posibilita el aprovechamiento de este recurso en diferentes aplicaciones.
En este contexto, una de las aplicaciones posibles es la deshidratación de productos frutihortícolas cultivados por pequeños productores de la región, con el fin de dar mayor valor agregado a sus productos.
En la Unne existen diversas iniciativas previas de desarrollos de equipos y procesos de secado solar, por lo cual en base al conocimiento generado, investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la Unne trabajan en el diseño de un secadero solar que mejore las prestaciones de los prototipos diseñados en los últimos años en la Universidad.
Se trata de una iniciativa de investigadores del Grupo de Energías Renovables (GER) y del Grupo de Investigación en Ciencia y Tecnología de los Vegetales”, el primero aportando al diseño del equipamiento y el segundo mediante análisis fisicoquímicos del producto deshidratado y demás aspectos involucrados en el proceso de deshidratación para obtener un producto de buena calidad organoléptica y nutricional.
En la propuesta se decidió utilizar un secadero tipo gabinete, introduciendo modificaciones en el colector, a fin de mejorar sus prestaciones.
Se planteó así un colector solar de triple paso a fin de lograr una mayor temperatura de salida del aire del proceso que alimenta a la cámara de secado. El diseño se realizó teniendo en cuenta que el equipo aproveche la mayor cantidad posible de energía proveniente del sol, que sea de bajo costo, de fácil construcción, que ocupe el menor espacio posible y que alcance temperaturas de trabajo entre 40 y 60 °C.
“De acuerdo a los avances en la simulación, construcción y pruebas iniciales realizadas con el equipo, son alentadores los resultados”, explicaron los investigadores a cargo del proyecto, Ingeniera Química Liliana Restrepo Sáenz, el Doctor Arturo Busso (director del Grupo de Energías Renovables) y la Doctora Sonia Sgroppo (directora del Grupo de Investigación en Ciencia y Tecnología de los Vegetales).
De los resultados obtenidos durante los ensayos del colector, se pudo comprobar que es posible alcanzar diferencias de temperatura de 20 °C en las horas pico de días cálidos. Sin embargo, para mantener constante la temperatura del aire a lo largo del tiempo de secado de los productos, es recomendable el uso de resistencias eléctricas adicionales.
Con la simulación realizada se puede observar que, en los meses de verano, la temperatura del aire a la salida del colector aumenta en 20° C con respecto a la temperatura ambiente y en los meses de invierno este salto es en promedio de 14 °C.
Por esta razón y con el fin de tener un secadero operacional durante todo el año y por períodos más prolongados durante el día, se acopló un calefactor eléctrico para aportar energía térmica ante situaciones de bajo nivel de radiación solar.
La temperatura en el interior de la cámara de secado se controla mediante un termostato que acciona el calefactor a demanda.
Los integrantes del Grupo de Energías Renovables (GER) y del Grupo de Investigación en Ciencia y Tecnología de los Vegetales resaltaron la posibilidad de seguir aportando con transferencias de conocimiento hacia el sector productivo, en especial en respuesta a demandas de pequeños productores.
Asimismo señalaron que se abordan dos temáticas prioritarias para la región en general como son el aprovechamiento de las energías renovables y el agregado de valor a la producción primaria

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Litoral

Publicidad