22 de diciembre de 2017 12:09 PM
Imprimir

Uruguay : La soja salvó el examen en China

A un año de la firma del protocolo sanitario, el grano se vendió a igual precio que Argentina

Uruguay exportó la soja de la última zafra 2016/17 “a igual precio promedio que Argentina” disipándose así la incertidumbre que existió cuando luego de firmar un protocolo fitosanitario con China “más riguroso” los actores de la cadena sojera pensaron que se encarecerían los gastos y se perderían parte de las ganancias. La zafra fue récord y superó 3,2 millones de toneladas

Así lo confirmó un relevamiento realizado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) que evaluó el proceso comercial en octubre pasado, ya culminada la zafra de exportación de la oleaginosa y a un año de la firma del protocolo con el gigante asiático, confirmó a El Observador Agropecuario Gonzalo Souto, técnico de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) del MGAP.

El trabajo fue presentado el viernes 15 por el MGAP a los representantes de la cadena sojera (productores, comerciantes, acopiadores, exportadores, terminales graneleras) en la sede de Recursos Acuáticos (Dinara).

Como se sabe, China es el primer importador de soja del mundo y principal destino del producto uruguayo. A nivel mundial, el mercado de granos de soja moviliza 67% de la producción, en tanto que en la última zafra Uruguay colocó entre 85% y 87% en el gigante asiático.

PUBLICIDAD

“Queríamos comprobar si al ponerse China más exigente con la soja uruguaya luego de firmarse el protocolo fitosanitario había alguna diferencia entre el precio FOB (de exportación) de Uruguay y Argentina, pues los barcos cargan la soja de un lado y de otro del río”, explicó Souto.

“En general, no hubo ninguna diferencia en esta zafra. Uruguay exportó la soja a igual precio promedio que Argentina. Fue US$ 367 la tonelada y en Argentina a US$ 365 la tonelada”, acto el técnico de Opypa.

“No hubo castigo”

Souto dijo que luego de observar que “no hubo castigo” en el precio FOB de exportación, se midió el FOB al productor. “Como no hay una fuente confiable, que registre el precio a los productores, comparamos el FOB con el FAS, que es el precio del grano puesto en Nueva Palmira, que registra la Cámara Mercantil de Productos del País (CMPP). Es la comparación del precio arriba y abajo del barco”.

Con la salvedad de que “varía mucho mes a mes”, el técnico de Opypa informó que en el promedio de la última zafra más las cuatro zafras anteriores, la diferencia entre el precio de la soja puesta en Nueva Palmira y el precio FOB fue de US$ 35 por tonelada en 2013; US$ 47 en 2014; US$ 35 en 2015; US$ 24 en 2016; y US$ 34 en 2017″‘

La conclusión fue que en esta zafra “hubo una suba de US$ 10 por tonelada respecto al año anterior, que el nivel fue el promedio de las cinco zafras (que fue US$ 35) y que en otros años fue más alto”, subrayó Souto, y agregó que la diferencia entre los precios FAS y FOB “no es solo costo, también hay un margen legítimo” de ganancia del comerciante.

Luego de remarcar que “es razonable que hay una variabilidad en el precio en un mercado que se rige por la oferta y la demanda”, Souto agregó que el relevamiento incluyó “ver qué pasó respecto a Argentina”.

Explicó que en el vecino país hubo problemas de oferta y demanda iguales y que para el estudio comparativo se ajustó el precio FAS argentino agregando 30% por las retenciones que cobra el gobierno, así como al FAS uruguayo se le agregaron US$ 10 por tonelada.

En ese comparativo tampoco hubo “nada explosivo”, siendo la diferencia de US$ 8 por tonelada en el último año, US$ 13 más que el año anterior.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad