22 de diciembre de 2017 12:14 PM
Imprimir

¿Cuándo se considera que una vaca es improductiva a pesar de que da leche?

Contexto ganadero consultó a un experto para saber cuándo se debe servir una vaca de acuerdo a su productividad en cantidad de litros de leche, tanto en lecherías especializadas como en doble propósito
César Augusto Gómez Velásquez, médico veterinario y magíster en Ciencias Veterinarias, explicó que una vaca destinada para la lechería intensiva debe tener 305 días de lactancia.
“Cuando tiene 3 meses de parida, está en su máxima producción. Después vendrá una baja que se llama lactancia media, la cual tiene una duración entre 2 y 3 meses; y una más baja que puede durar lo mismo”, aclaró.
Sin embargo, en estas ganaderías hay reses que pueden durar entre un año y medio y 2 años dando leche, porque no han logrado quedar preñadas. Esto se debe a que el propietario suministra concentrado para estimular la producción, pero afectando su ciclo estral.
Estas vacas serían improductivas en el sentido en que siguen vacías y no van a dar un ternero anual, que fisiológicamente lo pueden hacer”, agregó el médico veterinario.
Según Gómez, una vaca recién parida de alta producción puede llegar a picos en el primer tercio de 40 a 50 litros diarios, después bajar a 25 litros a partir del cuarto mes, y en el séptimo, llegar a los 12 o 15, lo cual es interesante para cualquier ganadero.
En cambio, una hembra que lleva año y medio sin haberse preñado y que ofrece 15 litros en promedio, no resulta rentable y puede ocasionar pérdidas en su propietario por la baja capacidad productiva.
Así pues, el experto sostuvo que debe haber una “conciencia entre producción vs reproducción”. Por ejemplo, si un productor es dueño de la primera res, que ofrece 40 L entre el día 45 y 90 de lactancia, este podría optar por no servirla tan rápida mientras que la lactancia se mantenga y no haya necesidad de secarla a los 10 meses cuando todavía da 20-25 L.
A las vacas que son altas productoras de leche, el ganadero puede preñarlas más tarde, entre el día 90 a 120. Ahora bien, como está tan comprometida con la producción a nivel genético, es probable que no se preñe tan rápido sino hasta el día 100-130 posparto”, precisó Gómez.
De otro lado, las vacas de lactancia con 25-30 L sí deberían ser servidas entre el día 60 y 80, para que den una cría anual. Haciendo un promedio, las vacas deberían quedar preñadas cada 13 meses.
Ganaderías doble propósito
En el caso de las fincas que operan en el trópico bajo, donde tienen una base genética de cebú mezclada con razas lecheras, suelen tener una lactancia corta de 180 a 240 días.
“Estas vacas pueden lograr picos muy interesantes pero se bajan rápidamente, a los 8 meses, porque son de doble propósito. Ellas necesitan el estímulo de la cría para ser ordeñadas, pero cuando esta deja de consumir leche y lo reemplaza por forraje, la vaca se seca”, indicó Gómez.
Como sus lactancias son más cortas y las fincas que las albergan también se dedican al comercio de animales, las reses deberían servirse entre el día 40-60, para que puedan dar un ternero cada año.
Yo prefiero destetarlas preñadas y que esperen muy poco tiempo para volver a parir, mínimo 2 meses desde que se secaron”, concluyó.
Sin lugar a dudas, el médico veterinario no dejó de insistir en la alimentación apropiada del animal, pues es la base fundamental para su rendimiento tanto productivo como reproductivo.

Contexto ganadero

Fuente: Agromeat

Publicidad