26 de diciembre de 2017 14:58 PM
Imprimir

Resumen del mercado mundial de la uva

Debido a las pérdidas que ha sufrido Perú y a la sequía en Sudáfrica, cabe la posibilidad de escasez en el mercado de la uva. Aunque se esperan buenas cosechas, por ejemplo, en Namibia y en las regiones septentrionales de Sudáfrica, no bastan para compensar las pérdidas. Es un hecho que se constata en los […]

Debido a las pérdidas que ha sufrido Perú y a la sequía en Sudáfrica, cabe la posibilidad de escasez en el mercado de la uva. Aunque se esperan buenas cosechas, por ejemplo, en Namibia y en las regiones septentrionales de Sudáfrica, no bastan para compensar las pérdidas. Es un hecho que se constata en los mayores precios de los que están informando, por ejemplo, los importadores alemanes. Los precios también son más altos en España, pero se atribuye, sobre todo, a la tradición de Año Nuevo donde el papel de las uvas es fundamental.

China espera una cosecha mayor
En la temporada 2017/2018 (de mayo a junio), se prevé que la producción aumente en 400.000 toneladas hasta un total de 11,2 millones de toneladas. Según cifras del USDA, la superficie de cultivo total asciende a 800.000 hectáreas, por lo que se mantiene estable por tercer año consecutivo. Esto marca el fin de la rápida expansión en ese país. En los últimos 16 años, la superficie ha crecido en 500.000 hectáreas. Pese al aumento de la producción, las exportaciones han caído a 225.000 toneladas. La mejora de la gestión ha dado como resultado un aumento de la calidad de esta fruta, lo que significa que los precios también han mejorado. Este es el motivo de que la demanda esté bajando en estos mercados sensibles al precio en Asia. Está previsto que las importaciones sigan al alza, puesto que la demanda de uvas fuera de la temporada china también está creciendo. Esto incrementará las importaciones desde el hemisferio sur. Se espera que el país importe 250.000 toneladas de uvas de países como los Estados Unidos, Sudáfrica, Corea del Sur, la India, México, Chile y Perú. China se ha convertido en un importante mercado de exportación para las uvas americanas. Este año, ha entrado en vigor el protocolo de exportación a Australia, país que absorbe el 40% de las exportaciones chinas. También es un mercado importante para las uvas indias.
España: Las uvas sin semilla sustituyen a la tradicional Aledo en Nochevieja
Si bien este año la meteorología ha respetado más a la variedad Aledo, en comparación con el año pasado, según fuentes del sector, la superficie de esta uva de mesa está descendiendo en los últimos años y esta campaña vuelve a darse la tendencia. Por una parte, los supermercados presionan los precios a la baja, ya que se trata de uvas con mayores costos de producción, ya que se cultivan en bolsas para protegerse de las inclemencias del tiempo y requieren de muchos cuidados especiales. Por otra parte, el consumo de uva sin semillas está imponiéndose cada vez más en España. Es por eso que los agricultores están encontrando cada vez más complicaciones para vender sus uvas a precios dignos y deciden dejar de plantar para concentrarse en variedades sin semillas con otros calendarios de cosecha.
Un comercializador señala que ya vende más uva sin semilla para los envases de Nochevieja que con semillas. En estos momentos, aunque hay algunos volúmenes de uva sin semilla española que se ha guardado en cámaras de conservación, la mayoría de la uva sin semilla procede de Brasil, Perú y Sudáfrica. Los precios de momento se mantienen en niveles similares al año pasado, ligeramente por debajo, ya que aunque la demanda es altísima, las uvas son utilizadas como producto reclamo por la mayoría de cadenas de distribución.
Los productores californianos contrarrestan la escasez en Perú
Aunque los comerciantes confían en la transición de la temporada nacional a la de importación, hay motivos de preocupación. El menor volumen de variedades de uvas tempranas y el inicio tardío de la temporada chilena deberían ser un buen presagio para las uvas californianas, pero, según las cifras del USDA, a finales de noviembre todavía quedaba un gran volumen de uvas blancas sin semillas almacenadas. El número de uvas rojas almacenadas también es más elevado. Los productores de California quieren estirar la temporada hasta pasadas las Navidades y, en opinión de un comerciante, sería raro que no lo lograran en el futuro. La temporada ha avanzado bien y el mayor volumen de uvas de California ha podido compensar la falta de producto en Perú.
Sudáfrica: El sur sufre la sequía
La sequía ha sido un elemento muy a tener en cuenta para los productores del sur del país. Este mes, la temporada de uva de mesa está en pleno rendimiento y las expectativas para las regiones del norte del país se mantienen positivas. En la región del río Orange se esperan buenas cosechas, así como en la vecina Namibia. En el sur, la imagen es muy distinta y, a causa de la sequía, se prevén pérdidas. Algunos productores solo están regando las uvas de calidad alta y valor alto, mientras que otros están aclareando los viñedos. En el Cabo Occidental se espera una cosecha un 14% menor, 287.000 toneladas. Los efectos de la sequía seguirán sintiéndose la próxima temporada. En la región del río Orange se espera una cosecha normal de 344.000 toneladas.
Temporada positiva en Namibia
En Namibia, la temporada de la uva comenzó muy bien; buenas noticias para los productores que acabaron de forma prematura la temporada anterior. Las temperaturas han subido ahora a 40 grados, pero anteriormente ha hecho un tiempo ideal para las uvas, con temperaturas de alrededor de 30 grados durante el día, con noches frescas, lo cual ha favorecido la coloración de las uvas. Sin embargo, la cosecha comenzó algo más tarde, pero las expectativas son positivas.
Sin bien las uvas namibias se siguen destinando principalmente a Europa y el Reino Unido, cada vez se exportan más volúmenes a Malasia y Vietnam. Los exportadores esperan una temporada rentable por la escasez en el mercado.
Perú prevé volúmenes más bajos
El país sudamericano ha calculado unas pérdidas del 30% en el norte del país. En el sur, se estiman en un 10%. Esta es la información recopilada por una asociación que asesora a un gran número de participantes del sector peruano de la uva. Para la Red Globe del norte se espera un descenso especialmente acusado, del 38%. El frío ha retrasado el inicio de la cosecha en torno a dos semanas tanto en el norte como en el sur del país.
Chile: Las variedades tradicionales, amenazadas por los cambios en los EE. UU.
En este país, la producción se mantiene estable en 920.000 toneladas. Pese a la enorme cantidad de lluvia y a la suficiencia de horas de frío, los rendimientos son normales. Las exportaciones son paralelas a la producción. En los últimos años, se han producido cambios porque el mercado de exportación más importante, los Estados Unidos, está invirtiendo en nuevas variedades con mejor vida útil. Esto significa menos espacio para las uvas chilenas. Según un comerciante, los productores que siguen cultivando variedades tradicionales como Thomson (Sultanina), Superior, Perlette y sobre todo Flame, corren un “gran riesgo” porque el mercado estadounidense avanza hacia otras variedades.
Argentina: Los productores evitan el mercado fresco
La difícil situación económica que vive este país ha provocado que los exportadores pierdan su posición en el mercado mundial y ha entorpecido la inversión en el cultivo de uva. La tendencia a la baja continúa. A ello se le suma que un creciente número de productores están optando por salir del mercado fresco, prefiriendo transformar sus uvas en pasas o vino. Está previsto que la cosecha de uvas crezca casi un 13%, con un volumen de 45.000 toneladas. Un año antes, todavía eran 40.000 toneladas. La lluvia ha afectado a la calidad, pero no al volumen. Las cifras han caído en comparación con el volumen histórico de 100.000 toneladas.
Cada vez se destina más tierra a la producción de pasas, en especial de la variedad Flame Seedless. Otras actividades con las que los productores intentan ganarse la vida es la producción de vino y zumo de uva. Este cambio fue especialmente evidente en 2016. Entonces, los productores se dieron cuenta de que era más lucrativo producir pasas, vino o zumo. Esta tendencia continuó en 2017. Según las estimaciones, la provincia de San Juan tiene 3.000 hectáreas de Flame Seedless, de las que el 95% se convierten en pasas. Estas cifras suponen un marcado contraste con el uso histórico de la uva como uva de mesa.
Brasil se centra en nuevas variedades
La cosecha comenzó a finales de septiembre, principios de octubre. Justo antes de la vendimia, llegó una ola de frío y lluvia, lo cual ha provocado problemas de calidad en algunos puntos. La amenaza de las lluvias continúa, pero, en general, la calidad se considera buena. Europa sigue siendo el mercado más importante de este país, según un productor que también ha invertido en variedades nuevas. Los principales compradores son Alemania, Escandinavia, los Países Bajos y Bélgica. Sus uvas también se exportan a Extremo Oriente y Oriente Próximo, los Estados Unidos, Canadá y, más cerca, a Argentina. Se venden también en el mercado nacional.
Rusia: Más importaciones
Las importaciones rusas se han elevado un 50% a 325.000 toneladas. Este año, el país le ha retirado el veto a los productos turcos. Por tanto, Turquía ha recuperado su lugar tradicional como mayor proveedor de uvas para Rusia.
Turquía espera pérdidas
La cosecha ha ascendido a 2,1 millones de toneladas, un descenso de 230.000 toneladas. Esto se debe a los daños causados por las heladas y el granizo en la región del Egeo, de acuerdo con un informe del USDA. A pesar de la reducción de volúmenes, las exportaciones llegarán a la marca de 220.000 toneladas gracias a la reapertura de las fronteras rusas.
Italia: La ola de calor fue beneficiosa, pero también perjudicial
El mercado avanza hacia las variedades sin semillas e Italia no se queda atrás en esta tendencia que está recorriendo el mundo. En general, los productores observan que la temporada cada vez se solapa más con la de los países del norte de África en mayo y junio, y en noviembre con la de los países sudamericanos. El norte de Europa dicta qué variedades se cultivan para mantenerse al día, según un comerciante.
La temporada estival de la uva Victoria se vio afectada por una ola de calor. En noviembre, concluyó la temporada italiana en Canicatti, Sicilia. Allí, los productores se beneficiaron de la ola de calor porque se produjeron uvas de mejor calidad. Aunque la coloración de las uvas fue más oscura, algo que los consumidores suelen relacionar con una fruta madurada en exceso. Según los productores italianos, no es cierto; de hecho, las uvas son más sabrosas.
En Apulia, la temporada comenzó a mediados de julio con Cardinal y Victoria. Les siguieron Paliere e italia, cultivadas en túneles. El consumo fue bueno hasta principios de octubre. Los países de Europa del Este son un buen mercado para las uvas italianas. Las exportaciones se incrementan año tras año, en especial a Chechenia. Otros mercados de exportación son Francia, los Países Bajos, Lituania y Polonia.
Alemania: La menor disponibilidad hace subir los precios
Todos los comerciantes están satisfechos con el mercado. La gran distribución está haciendo mucha publicidad y el mercado se mantiene relativamente estable. No obstante, se habla de que la disponibilidad de uvas es limitada. Los precios son claramente más altos que el año pasado por estas fechas. Los envíos desde Sudáfrica son un 10-15% más pequeños de lo habitual. Puesto que la cosecha de Perú ha sido peor todavía (-50%), la gran distribución de regiones como Extremo Oriente también demandan productos sudafricanos.
A partir de la próxima semana, 4,5 kilos de uvas blancas costarán 12,5-13,5 euros y las variedades rojas sin semillas, 13,5-15,00 euros. Los precios de los envases pequeños es el mismo en ambos casos, 15-16,50 por 4,5 kilos. Los precios de los envases pequeños de Red Globe son más altos: 19,50-21 euros por 4,5 kilos. La gran oleada de oferta de Sudáfrica se espera en las próximas semanas, lo cual regulará un poco los precios. No obstante, de acuerdo con los exportadores, la gran distribución no debería esperar una bajada de precios tan pronunciada como la del año pasado.
Bélgica: Precios aceptables
Según un comerciante belga, la calidad de las uvas sudafricanas es buena en estos momentos. En su opinión, los volúmenes irán subiendo poco a poco, lo normal para esta época del año. Los precios de las uvas a granel rondan los 14 euros, un nivel aceptable, según indica. No obstante, este comerciante prevé que los precios de estas uvas caigan conforme vaya aumentando la oferta. La demanda de uvas sin semillas también es más elevada que la de las variedades sin semillas. La Sugar One, según el importador, es la uva más consumida de Bélgica.
Australia se muestra positiva con la temporada
La lluvia, que ha provocado problemas en varios sectores, ha sido bienvenida por los viticultores, pues los 40-50 mm caídos han refrescado las vides. La cosecha acaba de comenzar y, hasta ahora, los resultados han sido positivos. Para el resto de la temporada, se respira también una actitud positiva. Los productores esperan buenos volúmenes y buena calidad. Está previsto que las exportaciones batan un nuevo récord. La temporada pasada (2016/2017), se exportaron 106.841 toneladas de uvas por un valor de 373 millones de dólares. Los exportadores trabajan en la apertura del mercado chino.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: FreshPlaza

Publicidad