27 de diciembre de 2017 09:37 AM
Imprimir

La Niña provoca el mayor retraso de la siembra en la historia argentina

El avance de la implantación de la soja es del 70,9 por ciento, el más lento del que se tenga registro. El maíz vive una situación similar.

Las lluvias caídas en las últimas jornadas trajeron alivio, pero no alcanzan para revertir el escenario de escasez hídrica y sequía que sufren vastas zonas del país, y que ha complicado la siembra gruesa 2017/18.

De acuerdo a un reporte elaborado por Agroeducación, el fenómeno de La Niña, provocado por el enfriamiento de las aguas en el Océano Pacífico Ecuatorial, aunque está actuando de manera “débil”, ya impacta con temperaturas por encima de lo normal y lluvias escasas.

Así, “la siembra de soja en Argentina, tercer mayor productor mundial por detrás de Estados Unidos y Brasil, cubrió solo el 70,9 por ciento de las 18,1 millones de hectáreas proyectadas para la actual campaña, siendo el avance de implantación más lento del que se tenga registro”, indica el informe elaborado por Pablo Pochettino, de Intagro.

El problema es que, de las 5,2 millones de hectáreas que aún restan implantar, alrededor del 40 por ciento corresponde al norte argentino, que presenta amplios focos de sequía, y los tiempos apremian porque la ventana de siembra se cierra a mediados de enero.

En maíz, la perspectiva es similar: un “retraso histórico en la implantación del cultivo; la siembra cubrió solo el 61,2 por ciento de las 5,4 millones de hectáreas proyectadas”, dice Agroeducación.

“La falta de humedad en la capa superficial de los suelos del extremo norte del país impide la incorporación de un importante número de lotes. Por otro lado, frente a las actuales condiciones climáticas los cultivos de primera se encuentran transitando etapas claves para la definición de rendimiento con reservas hídricas irregulares”, agrega el informe.

 

 

Mercados

Según Agroeducación, “si bien los distintos centros meteorológicos no esperan que el fenómeno climático se exprese en todo su potencial, las condiciones están dadas para que nuestro país atraviese un verano seco y caluroso”.

Frente a este escenario, sugieren que es buen momento para tomar coberturas al alza de precios.

“Para soja, resultan interesantes los precios de las opciones Call que ofrece el mercado local tras las últimas bajas que, con inversiones de alrededor de seis dólares, nos permiten acompañar las subas que se puedan dar por encima de los 270 dólares para la posición mayo. En cuanto a maíz, se podría estar cubriendo las posiciones con opciones sobre Chicago que ofrecen una amplia variedad de seguros con inversiones más baratas que el mercado local”, recomiendan.

Fuente: Agritotal

Publicidad