30 de diciembre de 2017 18:33 PM
Imprimir

Senacsa defiende la efectividad del sistema de sanidad animal

Senacsa defendió ayer el sistema sanitario nacional y anunció que la vacunación antiaftosa iría hasta el 2023 y que el año próximo habrá un programa contra la brucelosis caprina y ovina.

El Dr. Hugo Idoyaga presentó ayer las principales acciones del Senacsa (Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal) en el 2017. Fue en presencia de autoridades públicas y privadas de los sectores productivos e industriales cárnicos.

Según Idoyaga, el sistema sanitario paraguayo puede ser calificado de “muy estable”, y constituye una garantía sostenible para el consumidor del mercado nacional e internacional. “Hemos mantenido y mejorado en ciertos aspectos”, sostuvo el presidente.

Con respecto a la lucha contra la fiebre aftosa, dijo que es la tarea principal de Senacsa, detallando que desde el 2012 se mantiene con regularidad tres periodos de vacunación al año, logrando evitar la circulación viral de la enfermedad en el país.

Recordó que está el compromiso de levantar la vacunación contra la fiebre aftosa en el año 2020. No obstante, cree que el plazo adecuado es el año 2023. Para lograr eso, se precisa el compromiso formal de estamentos políticos, además de recursos suficientes del Estado, señaló.

Programa contra brucelosis caprina y ovina

En cuanto a la brucelosis caprina y ovina, que este año ha tenido duras consecuencias para la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), a raíz de un brote que ha afectado incluso a humanos, Idoyaga dijo que está en proceso un programa de control que sería implementado en los primeros meses del 2018.

“Los casos que han ocurrido últimamente nos obligan a atender esta especie por dos cosas: primero, porque es un rubro emergente, y segundo, por toda la implicancia zoonótica que tiene esta enfermedad”, expresó el titular del ente estatal.

Auditorías del exterior

Senacsa recibió este año 13 auditorías de servicios veterinarios de países compradores de nuestra carne y una misión de evaluación de la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal).

El país obtuvo seis certificados de los siete que otorga la OIE: libre de fiebre aftosa con vacunación, país con riesgo insignificante de la encefalopatía espongiforme bobina, país libre de peste porcina, libre de peste equina, libre de peste de los pequeños rumiantes y libre de peste porcina clásica.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Abc

Publicidad