2 de enero de 2018 13:23 PM
Imprimir

Uruguay : Presión fiscal sobre el agro creció 9% según gobierno

El sector agropecuario pagó US$ 25,7 millones más de impuestos en 2017 respecto a 2016 (o lo que es lo mismo, 10,1% más), según datos estimados de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Globalmente los productores pagaron por tributos US$ 279,7 millones. El incremento está dado […]

El sector agropecuario pagó US$ 25,7 millones más de impuestos en 2017 respecto a 2016 (o lo que es lo mismo, 10,1% más), según datos estimados de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Globalmente los productores pagaron por tributos US$ 279,7 millones. El incremento está dado por mayor recaudación en algunos impuestos que gravan la tierra y por mayor monto de Imeba.

Según el trabajo de Adrián Tambler “Recaudación y Presión Fiscal en el Agro”, publicado en el Anuario de Opypa 2017, el año pasado, la presión fiscal se ubicó en torno a 8,8% del Producto Bruto agropecuario respecto al 8,1% de 2016. El guarismo de 2017 es el mayor de los últimos cinco años. La mayor recaudación esperada de impuestos y la estabilidad del Producto Bruto medido en dólares corrientes explica el incremento de la presión fiscal, destaca el trabajo técnico publicado en el Anuario de Opypa.

Por concepto de Imeba se recaudó el año pasado unos US$ 55,1 millones, cifra que representa un incremento de 10% frente a lo recaudado en 2016. Ese incremento estaría dado por la mayor facturación de carnes y leche y en menor medida por granos, que si bien aumentaron en términos físicos en Imeba está muy bajo (0,1%), destaca el trabajo del jerarca.

A su vez, los impuestos sobre la tierra muestran un aumento significativo, que en su conjunto es del 10,2%. A excepción del Impuesto al Patrimonio los otros tributos aumentan en forma significativa, lo que se explica exclusivamente porque esos impuestos se ajustan en pesos uruguayos. Como el dólar cayó entre 2016 y 2017, el impuesto se incrementa más aún medido en dólares corrientes. Según marca el trabajo, el Impuesto al Patrimonio mantiene su tendencia a la baja desde 2014, lo que parece ser el comportamiento esperado de este tipo de tributos.

Según la estimación de Opypa, los impuestos a la renta tendrían una leve recuperación para 2017, como resultado de una mayor recaudación de Imeba y dentro de este rubro básicamente por la carne y leche que habrían tenido mayores niveles de facturación.

A su vez, los impuestos indirectos de menor significación en el total, mostrarían también un aumento importante respecto de 2016 (+11%), como resultado de una mayor incidencia del IVA y del Impuesto de Mevir (adicional de Imeba). En caso del primero, se considera sólo aquella porción del impuesto que no se puede descontar, o sea el IVA de los productores que hacen la opción de Imeba. Una parte importante del IVA refiere a costos en moneda nacional (léase servicios) y al gasoil, por lo que la caída del tipo de cambio los habría encarecido en pesos.

Por otro lado, las detracciones a las exportaciones, que alcanzan solamente a los cueros sin procesar, generan una recaudación superior a la de 2016, consecuencia de una mayor exportación de ese tipo de productos.

La devolución de impuestos indirectos a las exportaciones prácticamente se mantendría, según la estimación de Opypa. Quedaría en valores similares a los del año anterior, pues se mantendrían en valor el total de las exportaciones que reciben este beneficio.

La estimación de tributos en el sector agropecuario publicada en el Anuario de Opypa 2017, no considera IRPF que tributa el propietario que arrienda su tierra, norma que está vigente desde la Reforma Tributaria.

Las gremiales de mayor peso dentro del agro siguen reclamando al gobierno que contemple al campo como generador de empleo y divisas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Pais

Publicidad