3 de enero de 2018 14:35 PM
Imprimir

El campo guarda su producción en silobolsas a la espera de un tipo de cambio mayor

Pese a que la cosecha fue récord el año pasado y el precio de la soja mejoró, desde el campo se liquidó durante 2017 un 10% menos de divisas respecto al 2016. Según la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan […]

Pese a que la cosecha fue récord el año pasado y el precio de la soja mejoró, desde el campo se liquidó durante 2017 un 10% menos de divisas respecto al 2016.

Según la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones nacionales, el monto liquidado durante todo el último año fue de 21.399 millones de dólares.

Esta cifra es un 10% menos respecto a los u$s23.910 millones del 2016.

La explicación a esta menor liquidación de billetes estadounidenses se explica desde varios motivos, en especial, desde que el año pasado el Banco Central cambió las normativas respecto a este tema, y en la actualidad los productores agrícolas no tienen una obligación de vender sus divisas en determinado plazo, como sucedía anteriormente.

“Salvo que estén con urgencia para disponer fondos mantienen en los silobolsas su producción, ya que hasta hace quince días atrás no tenían incentivos para desprenderse de sus dólares”, resume a Amilcar Collante, economista de Cesur.

Es que el tipo de cambio estuvo prácticamente planchado desde inicios de año hasta mediados diciembre, cuando aceleró su precio, ya que hasta ese momento sólo había avanzado alrededor del 10%.

Por ende, con una inflación que escalaba bastante por encima de ese nivel, y el consecuente atraso cambiario, desde el campo se intentaba vender la menor cantidad posible de divisas.

En cambio, con la escalada en el precio del billete de los últimos días, generó que acelere su marcha y finalizó el 2017 con un incremento en su valor del 17%, que es considerador como “un número más interesante y seductor para vender”, ya que se ubicó “a sólo” unos cinco puntos porcentuales de diferencia respecto a la inflación.

De hecho, la semana pasada, cuando el mayorista tocó su precio histórico máximo, al alcanzar los $19,25, las empresas del sector liquidaron 390 millones de dólares.

Finalmente, Collante agrega que la diferencia con 2016 también se debe a que en esa época hubo mayores incentivos a liquidar más dólares, porque se había terminado de un ciclo de “varios años anteriores con muchas restricciones y cepó cambiario”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad