3 de enero de 2018 23:59 PM
Imprimir

México mantendrá vigencia en cupos para importar carne de res

La Secretaría de Economía mantendrá vigente el cupo para la importación de hasta 200 mil toneladas anuales de carne de res, esto como estrategia para prevenir la escasez de producto.

La Secretaría de Economía puso en vigor a partir de este miércoles tres acuerdos para renovar los cupos de importación de carnes de pollo y de res, arroz, limones y cebollas.

 

Sin aranceles, la dependencia abrió un cupo por 300,000 toneladas anuales de carne de pollo desde mayo del 2013; otro más de carne de res, por 200,000 toneladas, y un tercero de arroz, por 150,000 toneladas, desde marzo del 2017 para los últimos dos casos. Para la importación de limones, el cupo se estableció por hasta 140,000 toneladas; mientras que para cebollas fue por 100,000 toneladas.

Los cupos facilitan importaciones de naciones con las que México no tiene acuerdos comerciales bilaterales o regionales en los que se hayan liberalizado esos productos.

Según la Secretaría de Economía, entre el 2012 y 2016, la producción nacional de limón disminuyó entre los meses de enero y abril de cada año y representó 4.5% promedio mensual en dicho periodo. A ello se sumaron las exportaciones que en el mismo periodo representaron 26.8% de la producción nacional y crecieron a una tasa promedio anual de 1.6%, lo cual “provoca aumentos en el precio del limón como resultado de la escasa disponibilidad de dicho producto”.

En tanto, durante los últimos cinco años, se redujo la producción nacional de cebolla en el primer trimestre de cada año, representando en promedio 14.9% de la producción total anual, a la vez que México exportó en promedio 27.7% de la producción anual y dichas exportaciones crecieron a tasa promedio anual de 2.4 por ciento.

“Lo anterior se traduce en una menor disponibilidad de este producto en el mercado interno, generando presiones sobre el abasto e incrementos en los precios al consumidor”, indicó la Secretaría de Economía.

También adujo respecto de otro de los cupos: “El abasto de carne de pollo fresca, refrigerada y congelada debe estar garantizado, y con ello desincentivar un incremento de precios y la consecuente afectación al poder adquisitivo de la población”.

En cuanto a los precios de la carne de res al consumidor, éstos aumentaron 62.61% en el periodo diciembre 2011-octubre 2017, debido principalmente a la reducción de la disponibilidad por el crecimiento de las exportaciones de carne a Estados Unidos y a la caída en el nivel de las importaciones.

Finalmente, entre el 2012 y 2016, la tasa de crecimiento medio anual de la producción de arroz fue de 9.18%; no obstante, resulta insuficiente, ya que 82.53% del consumo nacional aparente de dicho producto se cubrió con importaciones.

Tras dar a conocer los argumentos para el establecimiento de los cupos de estos dos últimos productos, la Secretaría de Economía arguyó que ante la reducción de la disponibilidad de carne de res y la insuficiencia de la producción de arroz, es necesario ampliar la vigencia de dichos cupos.

Fuente: Agromeat

Publicidad