4 de enero de 2018 00:20 AM
Imprimir

Un informe de la Comisión Europea asegura que sólo las condiciones climáticas adversas podrían afectar a los precios de los cereales en el futuro

Un informe de la Comisión Europea asegura que sólo las condiciones climáticas adversas podrían afectar a los precios de los cereales en el futuro

Un reciente estudio de la UE, recogido por la Lonja de León, indica una disminución progresiva de la tierra para fines agrícolas como resultado del aumento de la organización en Europa, pudiendo pasar en el corto plazo de los 106,5 millones de hectáreas cultivables a 104 millones de hectáreas.

También se prevé un aumento significativo en el empleo de cereales en la alimentación animal, dado por el incremento en el consumo de carne (principalmente de pollo) y en derivados lácteos.

Por el contrario se espera una disminución en el empleo para bioetanol y biodiesel puesto que los vehículos que utilizan gasolina y gasóleo se irán reduciendo y ganarán terreno los eléctricos e híbridos.

Para la campaña 2017/2018 se espera una disminución de la producción mundial de cereales del 3% respecto al record de la pasada campaña que fue de 2.100 millones de toneladas, principalmente por la disminución de maíz en EEUU ya que la producción de trigo continuará alta.

A pesar de esta gran producción, la demanda superará a la oferta y empujará a la baja los stocks finales por debajo de los 500 millones de toneladas, sobre todo se espera un nuevo record de consumo de maíz impulsado por la alimentación y la demanda industrial.

En el caso del trigo, pese a la demanda creciente aumentarán los stocks y para la cebada se espera que el consumo disminuya debido a que el uso alimentario estimado en China será más bajo.

Por lo tanto la conclusión de este estudio es que sólo extremos agroclimáticos podrían provocar impactos significativos en los mercados de cereales de la UE en cualquier dirección.

Para Europa en condiciones desfavorables los precios se moverían en el entorno de 191 €/t para el trigo, 166 €/t para la maíz y 164 €/t para la cebada.

En condiciones muy favorables y de sobreproducción los precios se moverían en el entorno de 150 €/t para el trigo, 145 €/t para la maíz y 127 €/t para la cebada

Fuente: Agromeat

Publicidad