5 de enero de 2018 11:34 AM
Imprimir

La trufa como reclamo turístico en China

El gigante chino es uno de los principales consumidores de hongos, pero la trufa no se encuentra aún entre ellas. Sin embargo, la población china con mayor poder adquisitivo empieza a mostrar curiosidad por la “Tuber melanosporum” y por viajar hacia sus lugares de producción.

China, con una gran cultura micológica, es uno de los principales consumidores y productores de hongos y setas, pero la trufa no forma parte de su “tradición culinaria”; sin embargo, parte de su población con mayor poder adquisitivo empieza a valorar la calidad y las aplicaciones de la “Tuber melanosporum” en la alta gastronomía.

El director del Instituto Europeo de Micología (EMI, por sus siglas en inglés), Fernando Martínez-Peña, ha explicado a Efeagro que “hay un interés claro y relevante” para desarrollar paquetes turísticos de valor añadido ligados al trufiturismo (sobre todo, hacia España y Francia, principales productoras de este alimento).

La trufa como reclamo turístico en China

La trufa como reclamo turístico para una China emisora de viajeros de lujo. Foto: Cedida por CITA-Aragón

En un reciente viaje a China del EMI, invitados por instituciones locales, se han acercado posturas para cerrar un acuerdo de colaboración Europa-China en materia de promoción del micoturismo, en especial de la ligada a la trufa, y que esperan materializar a lo largo de este 2018.

La “Tuber melanosporum” despierta interés entre los turistas chinos

China tiene un “gran potencial” como emisor de turismo de lujo a muchas regiones europeas y hay un “interés alto” expresado por varias instituciones y asociaciones chinas para ofertar productos turísticos innovadores de valor añadido, como el ligado a la trufa para el cliente chino especializado.

Por ello, según Martínez-Peña, el turismo micológico, y en concreto el ligado a la trufa negra, se considera un producto turístico con potencial para dicho mercado, en el que existe un creciente porcentaje de población con alto poder adquisitivo.

A su juicio, además, este interés puede ser una “oportunidad” para el mundo rural europeo, con unas explotaciones truferas que empiezan a diversificar su modelo de negocio hacia el trufiturismo.

China también produce trufa, pero su consumo es reciente

El valor añadido de la “Tuber melanosporum” que se produce en España y Francia es que la trufa negra es una de las variedades más valoradas internacionalmente en el ámbito culinario “por sus perfiles aromáticos”, ha añadido.

La provincia de Soria cuenta con 1.500 hectáreas dedicadas al cultivo de la trufa, un hongo cada día más cotizado en el mundo, por lo que se le conoce como "diamante negro", que presenta unas buenas perspectivas de crecimiento, según los profesionales del sector. En la imagen, un trufero- EFE/Wifredo Garcia

La trufa como reclamo turístico en China. En la imagen, un trufero-

 

 

 

 

 

 

 

 

“Hace no más de unos 10 ó 15 años que China ha incorporado la trufa a su consumo, atraída por la gastronomía occidental” y si bien han empezado a explotar parte de su producción trufera de la especie “Tuber indicum“, su consumo continúa bajo y exportan la práctica totalidad de lo que recolectan, unas 300 toneladas.

Ha explicado que muestra de ese interés ha sido la reciente invitación de miembros del EMI, entre ellos los españoles Fernando Martínez-Peña y Joaquín Latorre Minguell, a varios encuentros científico-técnicos en el país asiático, organizados por instituciones como la Golden Truffels, la Guangdong Province Health Association y la Feria Internacional de la Trufa de China.

España, junto con Francia, produce el 80 % de la trufa europea

El Instituto Europeo de Micología ofrecerá también sus conocimientos para mejorar la recolección y promocionar el consumo de la trufa china en dicho país, para generar valor en sus territorios rurales y aumentar la demanda como una forma de estimular el interés por otras variedades de trufas.

En la Unión Europea se produce una media de 100 toneladas de trufa negra o “Tuber melanosporum”, con Francia y España a la cabeza, que reúnen un 80 % de la recolección.

En España, las zonas más productivas de trufa se encuentran en las provincias de Teruel, Soria, Huesca, áreas de Cataluña, Castellón, Navarra o Guadalajara, entre otras.

Fuente: EFE

Publicidad