9 de enero de 2018 10:08 AM
Imprimir

Familia Del Río pone en venta división salmonicultora de Friosur

La rama que lidera José Luis Del Río mandató a LarrainVial para buscar interesados en división acuícola .

En absoluta reserva y entre máximos ejecutivos de la industria salmonera, que mueve sobre US$ 4.000 millones al año, se mantiene una operación que ha despertado el interés de grandes actores del sector acuícola. Se trata de la venta de la división salmonera de Friosur, empresa emblemática de la Undécima Región, que cuenta con más de treinta años de experiencia en el rubro y que mantiene una producción superior a las 20.000 toneladas al año.

Según fuentes de la industria, el mandato del controlador de Friosur estaría en manos de LarrainVial Chile, siendo uno de los aspectos relevantes la realización de un road show a nivel nacional e internacional. Se estima que la valorización del brazo acuícola de la firma estaría en torno a los US$ 200 millones, por su potencial de crecimiento. Lo anterior, si se considera que las operadoras noruegas transan a más de US$ 20.000 la tonelada de salmón, mientras sus pares chilenos alcanzan los US$ 10.000 la tonelada.

Hoy Friosur es calificada como una “joya” de la industria –según conocedores del proceso– por su estándar de producción y su manejo administrativo. La división salmonera cuenta con más de 40 concesiones y se estima que en el futuro cercano pueda alcanzar un desarrollo exponencial, el que llegaría a las 80.000 toneladas de producción.

Entonces, ¿por qué ponen en venta la firma salmonera? Según cercanos a la familia Del Río, el objetivo es concentrarse en el negocio pesquero y la operación pasaría por una focalización del negocio en la zona austral. Según indican las fuentes, la familia Del Río tiene un fuerte apego a la zona de Aysén, en que desarrolla su actividad Friosur. De hecho, en noviembre pasado el presidente de la compañía, José Luis del Río, viajó hasta Puerto de Chacabuco, en la región de Aysén, para participar de una ceremonia donde se festejaban los 32 años de la firma. El evento coincidió con el incendio que afectó a la planta de proceso de la fábrica en noviembre del año 2016.

El año 2009, el grupo Del Rio reorganizó sus empresas y los hermanos separaron sus negocios. José Luis, Bárbara y Sebastián Del Rio Goudie crearon Inder, holding que tiene la pesquera Friosur. Mientras, los hermanos Juan Pablo, Felipe y Carolina controlan Dercorp, que opera el grupo automotriz Derco. Todos, sin embargo, forman parte del pacto controlador de Falabella, junto a las familias Solari y Cúneo, a través de Dersa. Ello tras la fusión de Sodimac con el gigante del retailer en el año 2003.

Si bien Friosur no está abierta en bolsa para dar cuenta de su situación actual, una muestra del buen año que tuvo la industria salmonera se aprecia en los reportes financieros que entregan las firmas reguladas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS). En ella se desprende que el valor de las exportaciones de toda la industria nacional, acumuladas al 30 de septiembre pasado, considerando las tres especies –salmón atlántico, coho y trucha-, asciende a US$ 3.328 millones aproximadamente, un 25.1% mayor respecto al mismo período de 2016.

Interesados

Esta es la primera vez que los hermanos Del Río formalizan la venta del brazo salmonero. Sin embargo, fuentes conocedoras explicaron que en distintas ocasiones otras operadoras han mostrado interés por quedarse con sus activos.

De hecho, el año 2007 la chilena AquaChile, controlada por las familias Puchi, Fischer y Aguilera, confirmó la existencia de conversaciones con los accionistas de la firma para explorar la opción de alcanzar un acuerdo de alianza o combinación de negocios. Pero, finalmente el proceso no prosperó.

Por eso, indican las fuentes consultadas, el candidato natural de este nuevo proceso podría ser, nuevamente, AquaChile, firma que ya está vinculada con Friosur, gracias al acuerdo de comercialización firmado en 2013 para la venta de sus productos en Estados Unidos y Canadá.

Las mismas fuentes señalan además que tampoco sería extraño que un fondo de inversión internacional compita en el proceso de venta de la compañía.

Fuente: La Tercera

Publicidad