9 de enero de 2018 14:37 PM
Imprimir

Buenos Aires: piden cambiar el esquema de vacunación antiaftosa

Un grupo de quince veterinarios del centro sudeste provincial sostiene, en base a diferentes trabajos, que la vacunación en época de servicio afectaría negativamente los resultados productivos.

Un grupo de quince veterinarios del centro y sudeste bonaerense envió una carta a LA NACION pidiendo que las autoridades cambien el esquema de vacunación antiaftosa.

“Somos integrantes de Intervet Sudeste, un grupo de quince médicos veterinarios, que desempeñamos nuestra labor sobre todo en la zona centro y sudeste de la provincia de Buenos Aires. Atendemos numerosos rodeos, que suman alrededor de 200.000 vientres en producción, y queremos hacer pública nuestra enorme preocupación por un tema especial: la relación de la vacuna antiaftosa, con la muerte embrionaria en las hembras bovinas”.

“Desde hace más de un año, se van sumando evidencias de que la vacunación antiaftosa, dentro de los 30 días post-inseminación a tiempo fijo, produce un descenso considerable en los porcentajes de preñez. La referencia es el trabajo Effects of vaccination against food-and-mouth disease virus on reproductive performance of Bos indicus beef cows, publicado por Ferreira, L., Lemos, A. y colaboradores, en Brasil, donde reportan mermas del 17% en la preñez de vaquillonas vacunadas 30 días después de la IA, frente a un lote testigo”.

“La mayoría de los colegas que estamos trabajando en reproducción hemos encontrado resultados semejantes, cada vez que hubo rodeos en los que se aplicó la vacuna solo a una parte de los animales, con lo que involuntariamente, se generó un lote testigo sin vacunar”.

“Mientras tanto, en vista de la actual situación, recomendamos vivamente que se cambie el esquema de vacunación antiaftosa, haciendo que en el período de primavera se inoculen los menores, dejando para la campaña de otoño el total de los rodeos. Sería una medida práctica, simple y que ahorraría miles de pérdidas para el sector ganadero”.

“Además, estaría mejorando la eficiencia en la prevención de la aftosa, teniendo en cuenta que históricamente la aparición de los focos de la enfermedad se han dado en otoño, favorecidos por el estrés postdestete de los terneros y por el acortamiento del fotoperíodo (Félix Rosenberg, epidemiólogo del C.P.F.A. – Brasil), causantes ambos de caída de inmunidad en los rodeos susceptibles, con lo que la vacunación del total del rodeo en ese momento es lo más oportuno”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad