9 de enero de 2018 14:39 PM
Imprimir

Ganadería: prevén rentabilidad ajustada por suba de costos

Estiman que las exportaciones de carne crecerían alrededor del 16% y el valor de la hacienda subiría entre el 1% y el 4%. A pesar de estas perspectivas el productor continuará con márgenes ajustados.

Los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea) entidad que representa a productores agropecuarios, dio a conocer un trabajo de investigación en el que plantea las perspectivas para el negocio ganadero en 2018. En líneas generales detallan que más allá de que los precios de la hacienda, el consumo interno y las exportaciones irán en aumento, la rentabilidad para el ganadero continuará ajustada producto de la suba de los costos.

“Para 2018 se prevé un precio sostenido de los animales a faena, con posibilidades de suba del 1 al 4% en términos reales. El fundamento de esta proyección es la alta correlación existente entre precio y total faenado para los últimos 14 años. La producción de carne vacuna proyectada para este año es de 2,80 millones de toneladas, cifra 2% inferior a la registrada en 2017”, explican en el informe.

Con relación al mercado interno se espera para 2018 fortalecer el consumo y la demanda de carne vacuna. Las perspectivas del negocio agrícola cayeron frente a la última campaña y el precio esperado del maíz para la próxima campaña tiene una tendencia decreciente debido a stocks altos en los principales países exportadores.

En cuanto a las exportaciones, China es el gran traccionador del mercado internacional de carne y compra cortes argentinos de bajo valor (u$s4200 por tonelada).

“En este sentido, se está trabajando en los protocolos para poder exportar carne enfriada sin hueso y quedan pendientes negociar reducciones de aranceles (en la actualidad de 12,5%). Se espera que en 2018 Argentina pueda colocar 30.000 toneladas más de carne en este mercado. La Unión Europea tiene potencial de crecer en 5.000 toneladas respecto a 2017, al igual que Chile con 4.000 toneladas. En total se espera que las exportaciones nacionales crezcan un 16% respecto a 2017, llegando a las 350.000 toneladas equivalentes carcasa”, adelantan desde Aacrea.

Vale la pena destacar que la demanda de carne mundial está atomizada y es explicada por nueve países que concentran más del 70% de las importaciones (EE.UU, China, Japón, Rusia, Corea del Sur, Unión Europea, Hong Kong, Egipto, Chile). Argentina tiene cerrado el acceso a tres de ellos, EE.UU, Corea del Sur y Japón, que son mercados de alto valor. La apertura de estos mercados comprende inicialmente el visto bueno sanitario, y luego reducir los aranceles que alcanzan valores del 40% y 39% para Japón y Corea del Sur, respectivamente.

Respecto de la visión de los productores, desde la entidad remarcan: “en términos generales los asesores de las diferentes regiones CREA, ante estas proyecciones están esperando un incremento de los costos superior al del precio de la hacienda lo que resulta en márgenes más ajustados. Las oportunidades las perciben en las relaciones de precios en general aún positivas para la ganadería y en una buena relación carne-maíz aunque hay que estar muy atentos a trabajar en las eficiencias internas. Asimismo, la mayoría de las regiones advierte como una fuerte amenaza lo que pueda suceder con el clima, potencial generador de un aún mayor incremento de los costos.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad