12 de enero de 2018 01:37 AM
Imprimir

Nuevo reclamo del personal embarcado del Inidep

Denuncian el mal estado de los buques de investigación “Oca Balda” y “Capitán Cánepa”. Además, piden tripular el “Angelescu”.

El personal embarcado del Inidep sigue mostrando malestar por el estado de los buques de investigación. Principalmente apuntan al “Oca Balda” y al “Capitán Cánepa”, que ya tiene asignado el desguace como destino.

Encabezados por los dirigentes del Simape, los trabajadores volvieron a manifestarse en la mañana de este jueves en la sede del instituto.

Los barcos están ahí abandonados y cada vez están peor. No le ponen un peso. La gente está ahí y no se puede hacer nada (…) Los que vivimos de la actividad necesitamos que el instituto investigue con sus propios buques”, resumió Jorge De Nigris en calidad de vocero del Simape.

El “Cánepa” irá a desguace. Será reemplazado por un nuevo costero a construirse en España.

Un poco más alentadora es la situación del “Dr. Eduardo Holmberg”. Finalmente pudo ser reparado el guinche de la embarcación tras un año de trabajo. De no mediar inconvenientes, en su horizonte se perfila la campaña sobre juveniles de merluza.

“Si va todo bien, el lunes 15 estaría saliendo para hacer la campaña en la zona sur. En los últimos días se estuvieron haciendo varias pruebas”, confirmó De Nigris.

El otro foco de conflicto es el “Víctor Angelescu”, amarrado por ahora en el puerto de Buenos Aires y al mando principalmente de Prefectura; aunque con la reciente incorporación del oficial de pesca jubilado, Raúl Montes de Oca, y un marinero.

El moderno “Angelescu”.

Nosotros tenemos acá sesenta personas y contratan gente de afuera. ¿No es que hay que achicar el Estado en vez de agrandarlo? Estamos cansados. Además, para el Angelescu armaron una Dirección de Buques paralela con personas que nunca vieron un barco”, arremetió De Nigris.

Más allá del estado de los buques, el propio Simape, el Centro de Patrones y el Siconara cargan con un historial complejo. Hasta 2016 sostuvieron un paro por dos años. El antecedente pesa en las decisiones de la administración.

Como muestra, el director del Inidep, Otto Wöhler, expresó que quiere cambiar la forma de operar. En principio, la idea es que el “Angelescu” realice su primera campaña a partir de febrero con el foco puesto en condrictios.

Antes será necesario cumplir una etapa de capacitación y ajustes. Mientras tanto, siguen encendidos varios focos de conflicto.

Fuente: Pescare - Mar del Plata

Publicidad