12 de enero de 2018 20:09 PM
Imprimir

Vacunas de construcción de ADN, nueva tecnología

La vacunas de construcción de ADN suponen una nueva tecnología que maximiza el rendimiento de los pollos de engorda. Esta nueva tecnología es ofrecida por MSD Animal Health

¿Pueden afectar las vacunas al potencial  genético de las aves?

El potencial genético de la tasa de crecimiento de pollos de engorda y la eficiencia alimenticia mejora cada año, pero a menudo perdemos una parte significativa de ese potencial a través de nuestros esfuerzos para controlar las enfermedades

Control de proceso de vacunación en condiciones de campo

El control del proceso de vacunación es extremadamente difícil en condiciones de campo, donde los avicultores o los técnicos de campo deben llevar a cabo el trabajo de vacunación en condiciones ambientales variables. La cobertura de la vacuna puede ser desigual, con algunas aves que no quedan inmunizadas y son susceptibles a desafíos de campo o a las reacciones postvacunales

¿Pueden afectar las vacunas al potencial genético de las aves?

Las mismas vacunas pueden contribuir a la pérdida del potencial genético. La enfermedad de Newcastle –ND, por sus siglas en Inglés– altamente patógena a menudo requiere el uso de vacunas inactivadas, ya sea en incubadora o en el campo, para ayudar a los pollos de engorda a resistir el desafío hasta el sacrificio. La forma lentogénica de la Enfermedad de Newcastle se puede controlar con vacunas vivas de ND, pero tanto las vacunas vivas como las inactivadas pueden tener consecuencias asociadas al rendimiento

inmunización prevenciónEl Dr. Robert Teeter –Doctor emérito de la Universidad Estatal de Oklahoma– demostró mediante estudios en el 2012 que:

  1. Los pollos de engorda vacunados con vacunas inactivadas al día de edad mostraron un déficit del 5% en el peso corporal en comparación con el grupo control que fue vacunado a los 14 días.
  2. Este déficit de peso no se recuperó antes de los 28 días.
  3. De manera similar, la cepa La Sota viva administrada al primer día de edad también dio lugar a un déficit transitorio del 5% en el peso corporal
  4. Incluso la cepa suave B1 mostró un déficit de peso del 3%, y una cepa C2 más suave produjo un déficit del 2.5% a los 14 días.

Cada una de las vacunas vivas produjo una reducción transitoria del peso que se recuperó el día 21 en condiciones de campo. Estos pollos de engorda habrían sufrido un estrés que podría haberse complicado con E. coli o Micoplasma, y normalmente son revacunados con otra vacuna viva durante este período de estrés.

 

Más allá de la enfermedad de Newcastle. Enfermedad Infecciosa de la Bursa (IBD)

Además de la enfermedad de Newcastle, también vacunamos a nuestros pollos de engorda para protegerlos contra la Enfermedad de Gumboro o Enfermedad Infecciosa de la Bursa –IBD, por sus siglas en inglés–.

Las vacunas vivas contra IBD inducen la atrofia transitoria de la Bursa y pueden requerir un análisis serológico cuidadoso de las reproductoras para determinar la edad adecuada de vacunación de la progenie.

inmunización aves

Aplicación

Las vacunas de complejo inmune pueden administrarse en la incubadora sin preocuparse por la interferencia de anticuerpos maternos, pero cuando el complejo se rompe, liberando el virus de la vacuna IBD, se produce una atrofia importante de la bolsa y una inmunosupresión transitoria

Vacunación en incubadora

La incubadora sigue siendo el único lugar donde se puede inducir la protección contra Gumboro y Newcastle con un alto nivel de control del proceso.

La introducción de una vacuna con tecnología de construcción de ADN ofrece una oportunidad para garantizar un excelente control del proceso, al tiempo que elimina la necesidad de la vacunación en campo. Además, disipa las dudas con relación a la edad correcta de aplicación y la atrofia de la Bursa de la vacunación contra IBD, además de las reacciones de la enfermedad de Newcastle después del refuerzo del campo.

Tecnología de construcción de ADN

El Herpesvirus del Pavo (HVT, por sus siglas en inglés) es un virus natural de los pavos, también conocido como virus de la enfermedad de Marek serotipo 3.

Este virus ha sido utilizado durante décadas como una vacuna para ayudar en la protección contra la enfermedad de Marek en aves.

Debido a que el HVT es un virus no patógeno de origen natural –no tratado o atenuado–, no puede revertir a la virulencia cuando se utiliza como vacuna

Al igual que otros herpesvirus, HVT produce una infección persistente, lo que induce inmunidad de por vida.

HVT tiene un genoma de 159, 160 pares de bases que codifica un estimado de 99 proteínas diferentes.

El genoma incluye regiones genómicas largas únicas –UL, por sus siglas en inglés– y cortas únicas –US, por sus siglas en inglés–, además de segmentos de repetición corta –RS, por sus siglas en inglés– y repetición larga –RL, por sus siglas en inglés–.

HVT ha sido seleccionado como la base apropiada para vacunas de construcción genética debido a las características de no patogenicidad, persistencia de la infección y estabilidad cuando se inserta material genético en su genoma para codificar proteínas que no son expresadas naturalmente por el virus.

La inserción de material genético no da como resultado automáticamente un virus HVT estable que pueda expresar las proteínas antigénicas deseadas codificadas por los genes añadidos.

Se deben agregar secuencias especiales de genes al principio y al final de la inserción deseada llamadas “promotores” y “terminadores”.

Estos genes únicos y patentados permiten a los investigadores construir un virus HVT que codifica no solo las proteínas que contribuyen a la protección de la enfermedad de Marek, sino también a la protección contra la enfermedad de Newcastle –ND– o la Enfermedad Infecciosa de la Bursa –IBD–.

Modo de acción

Las proteínas expresadas por el material genético insertado –glicoproteína F – fusión de ND y VP2 de IBD– estimulan el sistema inmune del ave para producir anticuerpos contra esas proteínas, como si las proteínas fueran producidas por el virus parental –ND o IBD–.

Los antígenos expresados se seleccionan en función de su capacidad para estimular una respuesta protectora sólida.

A diferencia del virus parental vivo, el virus HVT de construcción genética no puede causar reacción respiratoria como las cepas B1 y LaSota de la enfermedad de Newcastle o atrofia de la Bursa –como IBD–.

No puede propagarse de ave a ave o volver a ser virulento, siendo una forma segura y no reactiva de estimular una inmunidad protectora contra estos virus. Además, proporciona protección contra la enfermedad de Marek, tal y como siempre ha hecho el HVT.

Si bien estas vacunas han sido una excelente opción para los productores, éstos se han visto obligados a eligir solo a una de las vacunas de construcción genética: la vacuna HVT y cada una de las vacunas de construcción genética intefieren entre sí.

  • Vacuna regular HVT

  • Cada una de las vacunas de construcción genética interfieren entre sí

Por ejemplo, si se vacunó con una construcción genética de HVT-ND al mismo tiempo que HVT-IBD, la protección frente a IBD puede verse comprometida.

Ha sido un gran desafío producir una inserción genética múltiple que se mantuviera estable y que expresara todas las proteínas antigénicas para estimular una respuesta protectora completa para cada una de ellas.

vacunas aviares

La producción de una vacuna de este tipo no fue simple: requería que los investigadores encontraran la ubicación correcta dentro del virus HVT para cada casette de material genético junto a los promotores y terminadores correctos para permitir la estabilidad del virus y una fuerte expresión proteica.

El resultado final es una vacuna HVT de doble construcción que estimula los anticuerpos protectores contra la proteína F de ND y la VP2 de IBD.

  • El establecimiento de la inmunidad contra IBD es de dos semanas postvacunación y el establecimiento de la inmunidad contra la ND es de cuatro semanas post vacunación.

  • La protección es lo suficientemente fuerte como para resistir el desafío con cepas clásicas y muy virulentas de IBD, así como Hertz y genotipo VII ND, sin atrofia de la Bursa ni reacción respiratoria.

Esta novedosa vacuna ofrece a los productores una nueva opción: protección no reactiva contra la Enfermedad de Newcastle y la Enfermedad de Gumboro o Enfermedad Infecciosa de la Bursa en una sola vacuna de HVT de doble construcción

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: avicultura.info

Publicidad