13 de enero de 2018 11:04 AM
Imprimir

Cómo funcionan los controladores electrónicos de faena

El ministro Etchevehere recorrió la planta modelo de Ciaber en Bernal, que ya está probando esta tecnología

Con el objetivo de lograr mayor transparencia en la faena y comercialización de carne, el Gobierno dispuso que a partir del 1 de marzo los frigoríficos deberán contar con controladores eléctricos de faena. Esta semana, Luis Miguel Etchevehere visitó la planta de Ciaber en Bernal, que ya utiliza esta tecnología.

“Este es uno de los primeros dispositivos de control electrónico de faena (CEF) que se instalaron y es un paso muy importante en lo que hace a la transparencia en el mercado de carnes”, aseguró Etchevehere durante la recorrida por el frigorífico, en la que estuvo acompañado por Marcelo Rossi, subsecretario de Control Comercial Agropecuario.

La recorrida, junto a técnicos y autoridades se desarrolló a partir de que la firma ofreció sus instalaciones para realizar la prueba piloto del prototipo que permite cumplir con la norma.

El ministro también destacó que el Banco Nación ofrecerá financiamiento para la instalación de los dispositivos. “Este sistema es un paso más en la transparencia y competitividad del sector que ayuda al prestigio y a la promoción de nuestras carnes en el mundo”, insistió Etchevehere.

Los controladores electrónicos de faena son dispositivos electrónicos que registran on-line la faena de cada planta frigorífica tomando la imagen, el peso, hora de faena y posición exacta de cada res en la línea de producción, permitiendo identificar el origen y destino de las mismas mejorando de este modo el control de diversas maniobras y prácticas desleales de comercialización y evasión impositiva tanto con el peso y tipificación de las reses como con las faenas no declaradas.

Es a su vez una herramienta muy eficaz para elaborar estadísticas indispensables para definir políticas públicas relacionadas con la producción y comercio de carnes. A partir de su implementación, se aspira a informar al productor los rendimientos y características de los animales de su producción una vez faenados. En esta primera instancia se implementa para el control de bovinos, pero durante el transcurso del año se incorporará al control de la faena de cerdos y de aves.

La instalación del equipo es obligatoria y las empresas frigoríficas podrán optar por el equipo que estimen más conveniente, dentro de las opciones de precio y calidad disponibles en el mercado.

A partir de marzo, aquellas plantas que no cuenten con los dispositivos o no hayan realizado tratativas correspondientes para su instalación, no podrán seguir funcionando.

El Ministerio de Agroindustria creó un registro de las entidades habilitadas para la instalación y mantenimiento del equipo, al cual próximamente se sumarán otras dos empresas como prestadoras proveedores de equipos electrónicos para faena

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad