14 de enero de 2018 10:25 AM
Imprimir

El escándalo por leche francesa contaminada con salmonella ya afecta a 83 países

Inspectores de salud en supermercados franceses por la contaminación con salmonella

PARÍS.- El escándalo por leche contaminada con salmonella de la segunda empresa alimentaria de Francia y la mayor productora de lácteos del mundo, tomó ayer dimensiones globales luego que la compañía afirmó que retirará del mercado en 83 países su leche en polvo para bebés.

“Hay que medir la magnitud de esa operación: esto supone más de 12 millones de cajas”, afirmó Emmanuel Besnier, director de la empresa Lactalis, quien aseguró que los distribuidores no deben buscar identificar los lotes afectados. “Hay que retirarlo todo de los estantes”, advirtió en una entrevista para el semanario Journal du Dimanche.

El frente de la sede central de Lactalis en Laval, Francia
El frente de la sede central de Lactalis en Laval, Francia. Foto: AFP

El escándalo sanitario estalló en Francia hace varias semanas, cuando el gobierno ordenó al primer grupo lechero francés que retirara sus leches y otros productos infantiles fabricados en la fábrica de Craon (oeste) desde febrero de 2017, tras haber detectado una contaminación de salmonela.

Las autoridades francesas publicaron una lista de más de 600 lotes que se vendían en países como Colombia y Perú -hasta ahora los únicos dos países latinoamericanos afectados- también en Argelia, Marruecos, Reino Unido, Taiwán, Rumanía, Grecia, Bangladesh, China, Georgia, Haití o Paquistán.

En Francia, las autoridades sanitarias dieron cuenta de 35 bebés afectados de salmonelosis, tras haber consumido leche o un producto de alimentación infantil de Lactalis. De estos, 18 fueron hospitalizados, aunque todos ya fueron dados de alta y están “bien”, según la agencia Sanidad Pública Francia.

En España un bebé contrajo salmonelosis tras consumir leche Lactalis, según indicaron científicos del Instituto Pasteur dando cuenta de otro caso sospechoso en Grecia. El estado de salud de los dos recién nacidos no fue precisado.

La fiscalía de París abrió a su vez una investigación a fines de diciembre por “heridas involuntarias” y “puesta en peligro de la vida de terceros”.

La salmonelosis es una intoxicación alimentaria que puede suponer desde una gastroenteritis benigna a infecciones más graves. Es potencialmente más peligrosa para los niños, los ancianos o las personas con un estado de salud delicado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agencia AFP

Publicidad