15 de enero de 2018 01:30 AM
Imprimir

Negociaciones del TLCUEM se frenan por queso y carne

El diálogo se centra en los tema de exportaciones, importaciones y aranceles en el capítulo del sector agroalimentario; esperan llegar a un acuerdo en esta 8ª reunión

Las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de la Unión Europea con México (TLCUEM) prevén que concluyan en febrero próximo, luego de que cierren el capítulo en el sector agroalimentario, principalmente en lo relativo a los cupos (límite de exportaciones e importaciones) y el monto de los aranceles de ciertos productos, señaló Fernando Ruiz Huarte, director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

En el marco de la octava ronda de negociaciones de este tratado que se llevan a cabo en la Ciudad de México y concluyen el próximo miércoles, explicó que se están buscando soluciones en el tema arancelario, para lograr una reducción de éstos a los productos europeos, así como poner cupos a otros productos, tal como lo aplica Europa a México.

El dato 

  • Contrario al TLCUEM, las negociaciones del TLCAN se podrían extender hasta finales de 2018 e incluso hasta 2019

“Ahí lo que se está viendo es de qué manera se puede hacer una reducción de aranceles;  vemos que así como ellos nos ponen cupos, nosotros también  pondremos cupos, básicamente para la ampliación de apertura de mercados”, mencionó en entrevista con La Razón.

Los productores de quesos en Europa hoy en día pagan un arancel de entre 20 y 45 por ciento para introducir sus mercancías a México,  por lo que si disminuyen los aranceles, es probable que el costo al consumidor se reduzca entre 15 y 30 por ciento, según cifras de la Sagarpa.

Recordó que los temas en los que más se ha basado la negociación con la Unión Europea es en las denominaciones geográficas respecto con los lácteos y en temas fitosanitarios de carne.

En días pasados, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía (SE) señaló que la contraparte europea ha tenido una altísima sensibilidad en materia de carne y una excesiva obsesión por penetrar en México en el mercado de lácteos.

Ruiz Huarte mencionó que a estas demandas, México está contestando con diversas contrapropuestas que están siendo estudiadas de manera positiva por los europeos, lo cual beneficia, de alguna forma, para que las negociaciones cierren a más tardar a mediados de febrero.

“A ellos les causa ruido y quieren evitar que México produzca queso manchego y no sólo el queso manchego, sino otros casos. Hasta ahora habíamos solucionado poniendo queso tipo manchego, parece que nos estamos acercando a una solución, esperamos que durante el mes de febrero quede terminada esta negociación. Respecto con la carne es un tema fitosanitario, se está llegando a acuerdos, por eso me parece que sí vamos a llegar a la negociación”, dijo.

En comparación con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las contrapartes europeas están siendo más accesibles a la hora de negociar; no obstante, existen temas que se están tornando un tanto complejos, de acuerdo con el sector ganadero mexicano, quienes se han externado preocupados por la posibilidad que persiste de perder la oportunidad de exportar carne a esos países, apuntó la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG).

Salvador Álvarez, secretario de la CNOG aseguró, la semana pasada, que las discusiones técnicas no estaban prosperando porque la contraparte europea se estaba cerrando a que el mercado mexicano exportara carne de bobino y equino.

Lo anterior, luego que en los países de Europa se consume carne libre de promotores o estimulantes de crecimiento, situación que en México sí está regulada para el ganado bovino.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad