16 de enero de 2018 00:37 AM
Imprimir

Investigan la relación entre casos de Creutzfeld Jackob esporádicos y las enfermedades priónicas de cabras y ovejas

España :   El Programa Estatal de Fomento de la Investigación, Científica y Técnica de Excelencia, Subprograma Estatal de Generación de Conocimiento, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016 del Ministerio de Economia y competitividad (MEIC) ha resuelto estimar la financiación parcial (un 56%) del proyecto presentado por […]

España :   El Programa Estatal de Fomento de la Investigación, Científica y Técnica de Excelencia, Subprograma Estatal de Generación de Conocimiento, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016 del Ministerio de Economia y competitividad (MEIC) ha resuelto estimar la financiación parcial (un 56%) del proyecto presentado por el IRTA-CReSA con título: “Estudio de una posible relación causal entre casos de enfermedad de Creutzfeld Jackob esporádicos y el Scrapie de pequeños rumiantes”. Referencia AGL2017-88353-P.

El proyecto, liderado por el Dr. Enric Vidal y la investigadora Montserrat Ordóñez, cuenta con el apoyo del personal técnico del laboratorio PRIOCAT así como el personal del estabulario de la unidad de biocontención del IRTA-CReSA. El proyecto no se podría llevar a cabo sin la colaboración del Dr. Isidro Ferrer, HUB-ICO-IDIBELL, El Dr. Joaquin Castilla, CICbioGUNE, el Dr. Juan Maria Torres, CISA-INIA, el Dr. Vincent Berginue, INRA y el Dr. Martí Pumarola, UAB.

Alrededor de un 90% de casos de la Enfermedad de Creutzfeld Jackob (ECJ) se clasifican como esporádicos, es decir, sin causa definida. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa, mortal, sin tratamiento ni vacuna disponibles y muy rara (entre 1 y 1.5 casos por millón de habitantes). Ningún estudio epidemiológico ha podido establecer una relación causal entre los casos de ECJ esporádicos y enfermedades priónicas en animales. Sin embargo, existe un precedente: la variante de la ECJ, en la que se estableció como causa el consumo de alimentos contaminados priones de encefalopatía espongiforme bovina (EEB) o enfermedad de las vacas locas.

En 2014 se publicó un trabajo (Cassard et el 2014, Nature Communications) en el que se presentan evidencias experimentales del potencial zoonótico del scrapie ovino. Se trata de una enfermedad priónica parecida a la de las vaca locas pero que afecta a ovejas y cabras. Los autores inocularon ratones transgénicos que sobreexpresaban la proteína prión celular humana con varios aislados de scrapie clásico en oveja.

Dichos ratones se infectaron y mostraron un fenotipo de enfermedad priónica idéntico al que muestran los mismos ratones cuando se inoculan con aislados de ECJ esporádico. Si bien estos resultados no demuestran que los casos de ECJ esporádicos están causados por la ingesta de priones de scrapie sí que demuestran que la barrera de transmisión entre priones ovinos y humanos no es absoluta. Por ello, no se puede descartar la posibilidad de qué, tal vez, una fracción de los casos de ECJ tenga un origen zoonótico.

Desde una perspectiva de ‘una sola salud’ (one health) faltan datos tanto epidemiológicos como experimentales para poder descartar con certeza este supuesto al evaluar el riesgo zoonótico asociado a las enfermedades priónicas en pequeños rumiantes. En este proyecto proponemos estudiar 3 casos de ECJ esporádico (MM1, MV2 y VV2) diagnosticados en pacientes en Catalunya y 2 casos de la variante VPsPr (MM y MV) diagnosticados en pacientes en Euskadi con el objetivo de comprobar si es posible recuperar el fenotipo de scrapie (ya sea de las cepas clásicas o atípicas).

Para ello se utilizarán dos aproximaciones complementarias. Por un lado el bioensayo, basado en la inoculación intracerebral seriada en dos modelos de ratón transgénico que expresan la proteína prión celular de ovino/caprino: Tg338 (VRQ) y Tg501 (ARQ) y la posterior caracterización neuropatológica y bioquímica de las cepas resultantes. Paralelamente se propone una aproximación in vitro mediante amplificación del malplegamiento proteico (PMCA) para amplificar PrPEJC a partir de estos substratos de proteína prión celular de pequeños rumiantes con la intención de acelerar el proceso de readaptación a los huéspedes ovino/caprino para su posterior caracterización patobiológica in vivo.

La claves del éxito de esta propuesta son: el acceso a este valioso material biológico (aislados de ECJ), la disponibilidad de instalaciones de nivel 3 de biocontención (los laboratorios de IRTA-CReSA son una ICTS, dentro de ReLASB) para trabajar con estos agentes infecciosos no convencionales y el acceso a los modelos transgénicos junto con nuestra experiencia en bioensayos priónicos.

El proyecto sobre la Creutzfeld Jackob cuenta con la aprobación del comité de ética en experimentación animal del IRTA y el comité de bioseguridad de la UAB

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad