16 de enero de 2018 13:48 PM
Imprimir

El plan del Gobierno para mejorar las economías regionales con miras al 2019

Se creará una secretaria que dependerá de la Jefatura de Gabinete

En la agenda del Gobierno además de la necesidad de hacer crecer la economía más rápido en los próximos años hay una gran preocupación con respecto al futuro desarrollo de las economías regionales. Las reuniones con algunos de los gobernadores de la región patagónica que tuvo el presidente Mauricio Macri en su estadía en Cumelén la semana pasada probablemente seguirán a lo largo del año con otros mandatarios provinciales pero de acuerdo a lo que pudo saber Infobae en los próximos días el Gobierno anunciará un plan para reflotar las economías regionales.

Desde la Jefatura de Gabinete se prepara desde noviembre del año pasado un plan de reactivación de las economías regionales. Este, de acuerdo a lo que pudo saber este medio, se basaría en tres ejes principales. El primero será la creación de una secretaria de Economías Regionales dentro del área de la Jefatura de Gabinete de Ministros (JDG). La misma tendrá a su cargo todos los temas económicos menos la obra pública, que seguirá bajo la órbita del ministro del Interior Rogelio Frigerio. El resto de la agenda provincial quedará bajo la supervisión de un nuevo secretario de Estado que el Gobierno nombrará a través de un DNU que se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial.

El Gobernador Alfredo Cornejo junto al Presidente Mauricio Macri en la ciudad de Mendoza

El Gobernador Alfredo Cornejo junto al Presidente Mauricio Macri en la ciudad de Mendoza

El economista mendocino Enrique Vaquié , un hombre de confianza del gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, está trabajando desde noviembre pasado dentro de la JDG en el armado de esa secretaria luego de abandonar la vicepresidencia del Banco Nación a fines de octubre pasado.

Vaquié es licenciado en Economía recibido en la Universidad Nacional de Cuyo. Fue subsecretario de Hacienda provincial, ministro de Hacienda, senador y diputado nacional y ocupó el cargo de ministro de Infraestructura y Economía de Mendoza, en la administración de Alfredo Cornejo.  Tiene una maestría en Políticas Públicas en la Universidad Torcuato Di Tella y es asesor de la UCR en temas económicos. “Es un economista y dirigente radical con muy buena relación con Cornejo, el ex vicepresidente Julio Cobos y el ex senador Ernesto Sanz y muy compenetrado con las economías regionales en particular con la de Mendoza” manifestó una fuente cercana al Gobierno a Infobae.

“Vaquié renunció en marzo del año pasado como ministro de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza para desembarcar como vicepresidente en el Banco Nación Argentina (BNA) pero luego del desplazamiento de Carlos Melconián y su reemplazo por Javier González Fraga a fines de octubre pasado fue reclutado por el vicejefe de Gabinete Mario Quintana y comenzó a trabajar en la Casa Rosada para empezar a coordinar los temas regionales tanto de la economía real como el financiamiento productivo, algo que Vaquié conoce muy bien”, contó la fuente a Infobae.

El ministro de Agorindustria Luis Miguel Etchevehere

El ministro de Agorindustria Luis Miguel Etchevehere

La segunda arista del plan está reservada al ministerio de Agroindustria a cargo de Luis Miguel Etchevehere, quien deberá realizar un trabajo muy puntual con cada una de las regiones, no solo en el tema agropecuario sino con la agroindustria. Fuentes cercanas a ese ministerio destacaron a Infobae que “la nueva gestión pondrá énfasis en en la búsqueda de nuevos mercados en el exterior, mejorar el desarrollo de las economías regionales y simplificarle la vida al productor para que aumente la productividad del campo y de la agroindustria”.

La fuente agregó: “Este año impulsaremos fuertemente la competitividad mediante el financiamiento y el desarrollo de la infraestructura necesaria, a través de la reparación de caminos rurales y obras hídricas, para mitigar los efectos de los eventos climáticos; el desarrollo de producciones regionales competitivas, favoreciendo a los más de 250.000 productores y 17.800 industrias procesadoras, que generan más de 1.000.000 de empleos de manera directa”.

Lo concreto es que varias asociaciones y dirigentes sectoriales están solicitado al Gobierno una serie de medidas que permitan que las producciones regionales recuperen competitividad y se facilite el acceso de los mercados internacionales. El retraso cambiario, pese a la reciente devaluación de diciembre pasado, la alta carga impositiva y los altos costos logísticos juegan en contra de la rentabilidad, manifiestan por separado desde distintas asociaciones relaciondas con el campo y la agroindustria. La gran preocupación es la inflación observada en las distintas regiones en el 2017.

Las exportaciones regionales de alimentos y bebidas según fuentes de ese ministerio hasta noviembre habrían totalizado unos USD 23.000 millones un valor similar al de 2016. Entre el 2011 al  2015 se produjo una baja de esas exportaciones en volumen y en valor. “En 2011 exportábamos por unos USD 30.000 millones; en 2015, pasaron a USD  24.000 millones y en el 2016 hubo una mejora de las exportaciones y en 2017 están en el mismo nivel que el año anterior y el gran desafío es generar un proceso de reconversión en la matriz exportadora. Una gran parte de lo que es la exportación de alimentos y bebidas es el complejo oleaginoso y estamos apostando al resto de los sectores, principalmente a las economías regionales. En las economías regionales la situación es diferente donde hay sectores que se han recuperado y otros, que les está costando un poco, ahí es donde está el mayor valor agregado”

La fuente agregó que “el valor por tonelada exportada de Argentina está en el orden de unos USD 500 y en cuanto al valor por tonelada exportada de las economías regionales hemos batido un récord y estamos en el precio más alto de los últimos años, USD 1.600 por tonelada y ahí es donde tenemos que apuntar todos los cañones”.

Carmen Polledo (Télam)

Carmen Polledo (Télam)

La tercera pata del plan será la reactivación de la “Fundación Pensar” para comenzar a trabajar sobre la regionalización económica y financiera no solo en las provincias sino también en los municipios. El think tank quedó vaciado desde que Mauricio Macri llegó al poder pero en diciembre pasado el comité ejecutivo de la institución aprobó la designación de la diputada por Capital Federal, Carmen Polledo, como nueva presidente de esa institución. “Polledo tiene una llegada directa al presidente Mauricio Macri y tuvo la aprobación de la llamada mesa chica del PRO que conforman el Jefe de Gabinete Marcos Peña, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta”, confió a Infobae un de los futuros directivos de esa fundación.

Por ese motivo, de cara a las elecciones de 2019 habrá una nueva puesta en marcha del organismo ubicado en la calle Balcarce a solo 3 cuadras de la Casa Rosada para comenzar a armar planes de gobierno para los futuros candidatos a gobernadores  y preparar los equipos técnicos en las 19 provincias opositoras y poner mayor énfasis en el desarrollo de las economías regionales.

El actual ministro de Producción, Francisco Cabrera, dirigió esa institución junto al presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, y el ahora secretario de Comercio Miguel Braun todos supervisados por Marcos Peña. Muchos de sus integrantes terminaron en altos cargos durante este Gobierno tales como los ministros Nicolás Dujovne en Hacienda, Guillermo Dietrich en Transporte, Hernán Lombardi en Medios Públicos y Miguel de Godoy en el ENACOM. Dentro del Gobierno sostienen que en los distritos y municipios donde se respete la alianza entre la UCR, la Coalición Cívica y el PRO, los equipos técnicos de la Fundación Pensar van a servir como base de la campaña de cada candidato.

“Vamos a comenzar a conformar equipos técnicos en las regiones, en cada provincia o municipio, y tal vez haya asesoramiento de cuadros técnicos nacionales para colaborar con el fortalecimiento de las economías regionales”, manifestó a Infobae uno de los técnicos que formará parte del proyecto que, ya dentro del PRO, se han comenzado a analizar los futuros candidatos para cada distrito. En la última reunión de mesa ejecutiva del partido que se realizó el jueves 28 de diciembre se mencionaron varios casos. El secretario de Deportes, Carlos Mac Allister, será candidato por La Pampa, el actual presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda Luciano Laspina es uno de los probables candidatos para la provincia de Santa Fe. Hay mucha incertidumbre sobre cómo competirán en Córdoba, ya que el PRO tiene una figura fuerte como Héctor Baldassi, pero también en la UCR están el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, el diputado Mario Negri o el ministro de Defensa, Oscar Aguad. El presidente del PRO y senador por Misiones Humberto Schiavoni es el candidato para esa provincia mientras que para Entre Ríos se piensa en dos ministros del Poder Ejecutivo.

La “Fundación Pensar” se concentrará en diseñar planes de gobierno para las diferentes provincias y buscar fuentes de financiamiento para la actividad privada que podrían llegar de la mano de los bancos públicos y hasta de la ANSES, que a partir del próximo sábado comenzará a enviarles a las provincias unos $ 20.000 millones del préstamo que forma parte del 15% de la participación federal de impuestos que desde 1992 el organismo les retenía a las 20 provincias que no le iniciaron juicios por esa causa. Habrá un nuevo Fondo Fiduciario Provincial que se creó con la Reforma Tributaria y el pacto fiscal entre las provincias que se sumará al financiamiento provincial.  La nueva mesa política del PRO conformada por Humberto Shiavoni, Federico Salvai, Fernando de Andreis, Sebastián García de Luca y Francisco Quintana se reunirá en febrero para comenzar a analizar el estado político, económico y financiero de cada distrito de las distintas regiones geográficas con el fin de mejorar el desarrollo de las economía de las distintas regiones del país.

Macri y Frigerio se reunieron en Villa La Angostura con el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck

Macri y Frigerio se reunieron en Villa La Angostura con el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck

La semana pasada el presidente Mauricio Marcí comenzó a avanzar con los  gobernadores de la región patagónica, Alberto Weretilneck (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Mariano Arcioni (Chubut). En la agenda se trataron varios temas que preocupan como la instalación de una central nuclear en Río Negro y la mejora de la productividad de la industria frutihorticola en esa provincia, una mayor desregulación de la actividad petrolera en Neuquén y Chubut junto al desarrollo de Vaca Muerta.

Pero mas allá de los pedidos puntuales donde se habló de la necesidad de reducir el déficit fiscal, del impacto en la región de la reforma tributaria y el Pacto Fiscal, la gran preocupación del Gobierno es mejorar la situación de las economías regionales. En ese aspecto hay que destacar que se ha comenzado a diagramar con algunos de los gobernadores la posibilidad de que el Gobierno financie un plan de retiros voluntarios de los trabajadores provinciales para reducir la planta, una medida que de acuerdo a lo que han expresado algunas fuente del Gobierno servirá para aliviar a las economías regionales y formará parte de los lineamintos del plan que prepara el Gobierno para un mayor crecimiento de esas economías.

Fuente: Infobae

Publicidad