16 de enero de 2018 14:20 PM
Imprimir

Argentina se consolida como el cuarto exportador mundial de harina de trigo

La campaña 16/17 dejó cifras muy alentadoras para la harina de trigo. No sólo aumentó la molienda de este cereal, sino que además se alcanzó un muy buen nivel de ventas externas.

Un informe realizado por Franco Ramseyer para la Bolsa de Comercio de Rosario revela que “la finalizada campaña 16/17 reveló cifras muy alentadoras para la harina de trigo en nuestro país. No sólo aumentó la molienda de este cereal, que se ubicó sobre el promedio de los últimos 5 años, sino que además se alcanzó un muy buen nivel de ventas externas, que nos permitió posicionarnos como el cuarto exportador de este producto a nivel mundial”.

Según datos del Ministerio de Agroindustria, la molienda de trigo pan durante la campaña 2016/2017 ascendió a 5,8 millones de toneladas, el cual es el valor más alto en cinco años y se encuentra por encima del promedio de molienda de las cinco campañas comprendidas entre 2011/12 y 2015/16, que es de 5,6 millones de toneladas. Estos datos se ilustran en la tabla que sigue.

Harina_1

El gráfico a continuación muestra la molienda por campaña comercial hasta el ciclo 2016/17 junto con el dato de la molienda promedio de los últimos cinco años. En relación a la campaña pasada, la industrialización de trigo del ciclo que terminó el último noviembre creció un 5%, en tanto que se ubica un 4% arriba de la media de los últimos cinco años.

Harina_2

“Este crecimiento de la molienda de trigo se vio acompañado con un aumento aún mayor de las exportaciones de harina y otros subproductos que derivan de este proceso productivo. Datos relevados por el INDEC muestran que las exportaciones de harina de trigo en la campaña 2016/2017  alcanzaron las 700.000 toneladas, un 26% más que las de la campaña pasada y más del cuádruple de las que se registraron en 2012/2013, campaña en la cual una muy mala cosecha y una restricción Harina_3cuantitativa de las exportaciones mediante los ya eliminados ROE habían repercutido en un nivel particularmente bajo de ventas al exterior. Desde entonces, cada año se exportó más que el anterior, logrando un crecimiento ininterrumpido en las últimas 5 campañas”, indica Ramseyer.

Por otra parte, “resulta de gran relevancia analizar no sólo la cantidad de toneladas exportadas, sino también qué países fueron los principales compradores de nuestra producción. Como es sabido, Brasil es históricamente el principal importador de nuestros productos de molinería de trigo (es decir, de la suma de salvados y residuos, almidón, moyuelo, grañones, sémola y harina de trigo). En las últimas 6 campañas comerciales este país absorbió, en promedio, el 54% de nuestras exportaciones totales de estos rubros. Sin embargo, en los últimos años ha Harina_4estado creciendo fuertemente la participación de otro país vecino en nuestras ventas de molienda de trigo: Bolivia. Este último pasó de captar el 11% de nuestras ventas en 2012/13 a un 37% en la recientemente finalizada campaña 2016/2017”, destaca el informe de la BCR.

Los destinos naturales de nuestras exportaciones se explican por una combinación de política comercial, en particular las ventajas para exportar por dentro del MERCOSUR en relación a los aranceles que deben pagar terceros países para ingresar mercadería, como así también la ventaja en fletes internacionales, la erogación de mayor peso en el total de costos comerciales. En el siguiente gráfico puede apreciarse la evolución de esta participación por destino de nuestras colocaciones de molinería de trigo.

Fuente: Agromeat

Publicidad