17 de enero de 2018 13:41 PM
Imprimir

Incorporan drones para monitorear y supervisar lotes de maíz y girasol

Nidera Semillas lanzó la propuesta para sus clientes con el objetivo de reforzar los análisis a campo. Lo utilizarán en principio 40 distribuidores a lo largo del país.

A través de un convenio con la firma Taguay, Nidera Semillas presentó un plan para intentar agregar valor al análisis de los cultivos en campo, a través del uso de nuevas tecnologías.

La semillera contará a partir de este año, específicamente su red de distribuidores (denominada RED.IN), con drones para monitorear el rendimiento de los lotes en sus clientes de maíz y girasol.

A partir del uso de estos equipos, la información que recaben los especialistas, luego de realizar los monitoreos correspondientes, será analizada y compartida con los productores. “Siempre estamos pensando cómo agregar valor a nuestras semillas. El uso de drones y de información georeferenciada viene creciendo en agricultura y resulta de gran utilidad”, afirmó Ignacio Beltramino, Director Comercial de Nidera Semillas.

La iniciativa, que se circunscribe en una primera etapa al cultivo de maíz, involucrará a 40 distribuidores de la red desplegados por distintos puntos del país, desde ciudades como Charata, en Chaco, hasta Tres Arroyos, en Buenos Aires, pasando por localidades de Tucumán, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Según informó la compañía, los asesores contarán con drones DJI Matrice 100. “Se trata de una plataforma que puede soportar distintos tipos de sensores o cámaras. En principio el proyecto arranca con sensores multiespectrales y sensores visuales RGB. Pero en el transcurso de los años se podrán incorporar nuevos dispositivos, como sensores termales o de otras longitudes de onda y resoluciones”, detalló Nicolás Bergmann, titular de Taguay, firma que lleva adelante junto a Nidera la propuesta.

Según comentó Bergmann el uso de los drones arranca con un vuelo de reconocimiento, con una cámara que proporciona imágenes cenitales a partir de la cual se detectan fallas en la siembra, zonas con anegamiento, entre otros datos. “En este tipo de vuelos se logra ver el cultivo desde una perspectiva totalmente distinta y te cambia la forma de pensar”, destacó.

Luego, una segunda instancia con un plan de vuelo configurado por el distribuidor-asesor, donde el dron recopila información a través de sus sensores. “El nivel de detalle al que se puede acceder con este tipo de tecnologías es muy superior a lo que estamos acostumbrados a ver con satélites. A partir del mapa de ambientación de índice verde se puede visualizar el vigor del cultivo, manchones de malezas o la georeferencia de ambientes estresados”, comentó.

La información más tarde es analizada por la compañía norteamericana Precision Hawk, y según prometen, en menos de dos días el productor recibirá los datos procesados en dos reportes: un mapa de ambientación y un mapa de altimetría para la toma de decisiones. Desde Nidera remarcaron que el objetivo principal es que el productor “entienda que sus lotes tienen variabilidad”. “A partir de este concepto los productores podrán, con los datos proporcionados por los drones más información satelital, actuar sobre problemas de densidad, ambiente o fertilización”, señaló Beltramino.

Se trata de un proyecto que la compañía viene trabajando internamente desde 2016, año en que se hicieron las primeras pruebas piloto. Beltramino comentó que con dichas pruebas varios productores pudieron reconocer el valor técnico de los datos que proporcionan los distintos informes obtenidos. “A muchos les sirvió para entender mejor sus lotes. Había un productor que decía que su lote era una tabla, cuando en realidad tenía una pendiente hacia uno de los lados. Y otro advirtió a través de las imágenes la distribución desuniforme de las semillas sembradas, entendiendo que su planteo técnico no había sido tan bueno como creía”, confesó.

El ejecutivo adelantó que para el año que viene ya trabajan en sumar nuevos reportes y nuevas variables que sirvan para aggiornar el proyecto. “Estamos trabajando en un proyecto a largo plazo y desarrollando nuevas aplicaciones para que los clientes obtengan las mejores soluciones productivas”, agregó Bergmann.

Fuente: El Cronista

Publicidad