18 de enero de 2018 14:20 PM
Imprimir

Apertura china: Logros podrá enviar carne enfriada

•El frigorífico de Río Segundo cuenta con la tecnología apta para cumplir con la ampliación del protocolo sanitario. •Hasta ahora, la Argentina sólo podía remitir carne congelada hacia el gigante asiático.

La noticia se conoció ayer en la madrugada local. A través de una videoconferencia entre Buenos Aires y la Embajada argentina en Beijing, las autoridades sanitarias de ambos países acordaron el ingreso de carne vacuna enfriada y congelada con hueso al mercado chino. De esta manera se terminó con una negociación que se había iniciado hace 15 años, con la intención de que la carne argentina de mayor valor pudiera abastecer al gigante asiático.

Desde 2011, Argentina está exportando carne a ese destino, pero congelada. A partir de ese momento, se convirtió en el principal cliente para los frigoríficos exportadores. A tal punto que hoy las compras chinas representan casi la mitad de las exportaciones totales de carne bovina que realiza el país.

En Córdoba, el único frigorífico habilitado para exportar carne congelada a China es Logros, ubicado en Río Segundo. Durante el año pasado, envió 1.683 toneladas, el 33 por ciento de sus exportaciones totales (5.100 toneladas).

Con la ampliación del protocolo sanitario para la carne enfriada y congelada con hueso, el establecimiento cordobés ya está preparado para afrontar la nueva demanda. En una de las últimas ampliaciones de la planta se incorporaron cuatro cámaras de frío capaces de enfriar y congelar cuartos y medias reses hasta 40 grados bajo cero. “Cada una puede albergar a 350 medias reses, que equivalen a 43 toneladas. Con la particularidad de que cada cámara tiene equipamiento que permite enfriar y congelar, algo que no pueden hacer las cámaras que sólo congelan”, diferenció José Roca, gerente de Logros.

Nuevo negocio

Con un consumo interno que crece todos los años, la carne enfriada tendrá como destino las cadenas de restaurantes y de hoteles en China. “Es muy prematuro hablar de precios porque, como todavía no se hicieron operaciones, no hay referencias”, aclaró Roca. En el caso de la carne congelada con hueso, su negocio radica en el volumen, ya que los envíos no requerirán del desposte por cortes.

Si bien se estima que la ampliación de la demanda china va a mejorar los márgenes de la exportación, desde la industria se descarta cualquier incidencia en el precio de la carne.

“La decisión de China dará posibilidad a los frigoríficos de integrar mejor la media res con otros mercados y, tal vez, pagar algo más al productor por el novillo pesado, que es el que se utiliza para la exportación”, aclaró Daniel Urcía, director ejecutivo de la Asociación de Frigoríficos e Industriales de la Carne de Córdoba (Afic).

Para llegar a China, la carne argentina tiene dos medios de transporte: barco o avión. La opción aérea puede ser más factible para la carne enfriada que, por su valor, puede afrontar un mayor costo de logística. En tanto, la congelada con hueso iría por barco, en un periplo que puede demorar hasta más de 40 días.

La puerta para cortes de más calidad y valor

El acuerdo alcanza a carnes bovina, caprina y ovina.

China centralizaba sus compras en cortes de vaca congelados de escaso valor, como garrón y brazuelo. Con la nueva habilitación, se abre el juego para cortes de más calidad, como nalga, peceto y bola de lomo, provenientes de animales con mejor terminación. El ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, dijo que el acuerdo para ampliar las exportaciones de carne bovina, caprina y ovina a China “es un ejemplo más de la exitosa política internacional” del Gobierno.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Voz

Publicidad