22 de enero de 2018 09:57 AM
Imprimir

Se sembró el 90% de la soja

Mas de 1 millón de hectáreas están amenazadas por las condiciones climáticas

Se ha sembrado el 90% del área de intención de unas 18,5 millones de hectáreas. Los retrasos y la severa falta de agua que han sufrido las provincias de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, La Pampa y el área del NEA han llevado a recortar el anterior guarismo de siembra en 300 mil ha. De todas maneras, quedan aún más de 1,5 M de ha amenazadas de concluir las labores en tiempo y forma con éxito. Hay muchas expectativas puestas en los pronósticos que señalan lluvias para este nuevo fin de semana. Estas nuevas siembras estarán también muy sujetas a la cantidad de milímetros, ya que por el grado de desecamiento alcanzado, no en todos los lotes está la posibilidad de lograr la emergencia y el establecimiento de las plántulas.

La condición de la soja en nuestro país va de buena a mala, como en muchas zonas del centro de Buenos Aires. El estrés hídrico de diciembre ha frenado el crecimiento, produciendo aborto de flores, quemado de hojas y ha alcanzado a producir muerte de plántulas en las áreas más afectadas, provocando el abandono de cuadros. Es alta la preocupación por lo que puede pasar en las próximas semanas. De darse un importante cambio pluvial durante los próximos dos meses sería posible alcanzar mejores productividades y revertir el sombrío panorama que hoy se cierne.

SI bien puede decirse que ya hay rindes que se verán resentidos, es prematuro efectuar una estimación, aunque se descartan los escenarios de alta productividad. El cultivo contó con esta ventaja en las últimas tres campañas. Tras 10 meses de excesos pluviales en el 2017, parecía volver a imponerse un escenario holgado para el cultivo. Pero las condiciones de desecamiento han sido tan graves que se vuelve a trabajar con rindes históricos para la producción de soja 2017/18, lo que arroja un número proyectado de producción de 52 millones de toneladas.

Fuente: Agromeat

Publicidad