22 de enero de 2018 16:35 PM
Imprimir

Soja: China le compra menos a la Argentina y más a Brasil

China es una aspiradora que requiere cada vez mayores cantidades de productos primarios. Pero el complejo sojero argentino redujo un 14% sus exportaciones de porotos de soja, en los primeros 11 meses del año pasado, cuando vendió a China US$ 2.401 millones, frente a los US$ 2.792 de 2016. “Es que la producción de soja […]

China es una aspiradora que requiere cada vez mayores cantidades de productos primarios. Pero el complejo sojero argentino redujo un 14% sus exportaciones de porotos de soja, en los primeros 11 meses del año pasado, cuando vendió a China US$ 2.401 millones, frente a los US$ 2.792 de 2016. “Es que la producción de soja argentina cayó en la última campaña 3,8 millones de toneladas”, dijo una fuente del Gobierno nacional. “Y las exportaciones de porotos de soja a China bajaron 1,2 millón de toneladas en los primeros 11 meses de 2017”, agregó.

Esa caída de US$ 391 millones en las exportaciones a China se dio en un contexto en el que Beijing aumentó un 16% las compras de porotos de soja, con 86 millones, entre enero y noviembre de 2017. En ese período, la Argentina exportó 6,58 millones de toneladas a China, un 15,6% menos que en el mismo período del año anterior; frente a las 49 millones de toneladas que exportó Brasil, con un crecimiento del 30%.

La Argentina tampoco pudo venderle grandes cantidades de aceite de soja a China durante el 2017, pese a que en agosto pasado se hicieron grandes anuncios oficiales sobre la reapertura de las exportaciones de ese producto al gigante asiático, cuyas ventas habían sido suspendidas en 2015. En cambio, desde Brasil se exportaron 339.000 toneladas de aceite de soja.

“Es que se abrió el mercado de aceite, pero la industria todavía no aprovechó para exportar, porque es un proceso lento y, además, China prioriza la compra de porotos, para hacer ellos la harina y el aceite de soja”, dijo la fuente del gobierno nacional.

Desde el Ministerio de Agroindustria esperan comenzar a revertir la caída en las ventas a China, con la mejora en la rentabilidad de los productores, a partir de la implementa- ción de la baja gradual de las retenciones a la soja, que arrancó el 1° de enero de este año.

El complejo sojero atravesó un 2017 muy complicado, con exportaciones a la baja en todos sus subproductos: porotos, harina, aceite y biodiésel.

Los porotos tuvieron una disminución interanual del 17% en los primeros 10 meses del año, hasta llegar a 2.635 millones de dólares exportados entre enero y octubre. Una caída interanual similar tuvo la harina de soja, que cayó un 14,5%, al bajar a 7.125 millones de dólares este año.

La caída fue menor con el aceite de soja, que bajó sólo 1,15% en los valores exportados, hasta alcanzar los 3.189 millones de dólares en los primeros diez meses del año. Y el biodiésel tuvo una caída en volumen del 4,1%, por el cierre del mercado estadounidense, que no se llegó a compensar con la reapertura del mercado europeo. Para esta campaña la soja y el maíz están amenazados por el clima con rinde por debajo de lo normal a causa de la sequía.

Fuente:

Publicidad