22 de enero de 2018 16:50 PM
Imprimir

La Suipachense, en convocatoria

La empresa láctea de la vecina localidad viene arrastrando una crisis desde hace un año • Luego de un embargo que trabó ARBA, los conflictos de la firma se multiplicaron.

Los tamberos del Oeste nucleados en CAPROLECOBA habían advertido en su informe mensual la grave crisis que atraviesa el sector lechero. A SANCOR se le suma ahora la empresa Lácteos CONOSUR, la tradicional empresa La Suipachense que entró en concurso de acreedores.

La firma Lácteos del Cono Sur SA –razón social de La Suipachense- controlada por Maralac de los empresarios venezolanos Carlos y Alfredo Fernández tiene serios problemas económicos. A la crisis generalizada de la producción y a la particular del sector, las deudas con el fisco bonaerense y nacional se le suman un pedido de quiebra por parte de un acreedor lo que –seguramente- determinó la decisión de hacer una convocatoria de acreedores. Ambos en trámite ante el Juzgado Civil y Comercial Nº 7 del Departamento Judicial de Mercedes, a cargo de la doctora Mabel Scasso.

 

Largo peregrinar

La primera noticia de la crisis fue dada a conocer el verano pasado por Semanario Abierto de la vecina localidad de Suipacha y generó malestar entre los gerentes de la firma. “La publicación de esta noticia desgraciadamente daña la imagen de nuestra compañía en un momento que necesitamos de la confianza y el apoyo de todos nuestros proveedores y colaboradores”, escribieron en un comunicado que distribuyeron entre los trabajadores y vecinos de Suipacha.

Lo cierto fue que en el marco del expediente “Fisco de la Provincia de Buenos Aires c/ Lácteos Conosur SA s/ apremio provincial” (expediente 20.633) el juez Laserna –titular del Juzgado Contencioso Administrativo Nº 1 del Departamento Judicial de Mercedes- había ordenado librar un mandamiento contra Lácteos del Cono Sur SA por la suma de Pesos Catorce millones setecientos cincuenta mil quinientos cuarenta y nueve con 28/100 ($14.750.549,28) en concepto de capital reclamado, con más el 40% que se presuponen para cubrir intereses y costas de la ejecución.

Si bien el intendente de la vecina localidad buscó acompañar a la empresa, aquella orden terminó generando un efecto cascada.

Y es que tuvieron una catarata de demandas ejecutivas ya que los acreedores temieron el peor final. Fue así como muchos proveedores de servicio –camioneros en su mayoría- comenzaron a tener problemas para mantener la actividad.

 

Convocatoria

Corridos por las deudas bancarias y tributarias y ante el pedido de quiebra de uno de los acreedores los empresarios decidieron iniciar el expediente “Lacteos Cono Sur SA s/ concurso preventivo” (pequeño)  que lleva el número 102.200 y tramita ante la titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 7, Mabel Scasso, que con fecha 27 de diciembre declaro abierto formalmente el concurso preventivo y –entre otras medidas- dispuso calificarlo como “grande” y fijar una audiencia para el 8 de febrero próximo a los efectos de proceder a sortear al síndico.

Vale destacar que en la actualidad La Suipachense tiene un plantel de 135 trabajadores a los que se le suman los vinculados a través de contratos de servicio que ahora ven acrecentado su riesgo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad