23 de enero de 2018 22:09 PM
Imprimir

Peligran los puestos de trabajo en el frigorífico “Avellaneda”

Cientos de familias se encuentran en la incertidumbre sobre la continuidad laboral en el Frigorífico “Avellaneda Carnes”. Los trabajadores se encuentran tomando las instalaciones ante la amenaza de la llegada de Gendarmería. En las calles, las esposas se encargan de ser las voceras de sus maridos ante la ausencia de gremio o sindicato que cumpla […]

Cientos de familias se encuentran en la incertidumbre sobre la continuidad laboral en el Frigorífico “Avellaneda Carnes”. Los trabajadores se encuentran tomando las instalaciones ante la amenaza de la llegada de Gendarmería. En las calles, las esposas se encargan de ser las voceras de sus maridos ante la ausencia de gremio o sindicato que cumpla este rol.

“Ellos acostumbran a entrar a las 6 de la mañana, los lunes. Nos avisaron que, están de paro; sin trabajar. Se llevaron los camiones de las achuras, salieron, y ahora están queriendo sacar los de los animales” contó la esposa de uno de los trabajadores del frigorífico y agregó “como están los trabajadores dentro porque fueron a presentarse para trabajar, les dijeron que iba a ir Gendarmería a sacar los animales (…) les dijeron que, quizás, se pueda llegar a cerrar por siete meses”.

En el año 2010, cuando aún era el Frigorífico “La Huella”, se había producido un cese momentáneo de actividades por dificultades en la obtención de permisos de embarques (ROEs) y por la falta de disponibilidad de hacienda. Por aquel entonces, Rubén Gargiulo, quien era titular de la firma, había sostenido que “Si bien el frigorífico estaba con serios inconvenientes, hemos hecho un esfuerzo y estamos comenzando a operar”. De esa manera, se reincorporaba a 250 de sus 300 trabajadores al tiempo que El Látigo, -que también estaba a nombre de Rubén Gargiulo- permanecía cerrado y ocupado por sus 500 trabajadores. Este último a reabriría en el 2012,para luego cerrar definitivamente, y su predio rematarse.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad