23 de enero de 2018 16:53 PM
Imprimir

La soja se encamina a los 400 dólares por la sequía en la Argentina

En Chicago tomaron nota de la situación climática extrema. Se reactivan las ventas por la suba del dólar

La sequía que se está registrando en las principales regiones productivas del país ya está generando todo tipo de derivaciones. El mercado de granos tomó nota y los precios internacionales de la soja tuvieron fuertes alzas en la jornada de este lunes.

En el Mercado de Chicago (CBOT) la soja con entrega marzo 2018 cotizó en alza a u$s 361 por tonelada, mientras que la posición agosto se negoció u$s 370. En EE.UU. se descuenta que la oleaginosa se encamina a los u$s 400 si sigue sin llover en Argentina.

La suba en Chicago también se sintió en el mercado local. Ayer en la zona de influencia de Rosario (UpRiver) la soja ascendió a $ 5.200 por tonelada, al tiempo que en el Rofex, el contrato mayo 2018 cerró a u$s 267 por tonelada.

Por el momento la situación de sequía en el centro del país continúa agravándose. En los últimos días los pronósticos meteorológicos no se cumplieron y las precipitaciones pasaron de largo en zonas productivas muy necesitadas de agua.

En este sentido, tal como adelantó LPO la semana pasada, si en los próximos días no llueven entre 60 y 80 milímetros se perdería buena parte de las cosechas de soja y maíz por lo que los precios en el mercado internacional subirían de manera significativa.

Argentina, con una cosecha 2017/18 estimada en torno a las 50 millones de toneladas, es el tercer jugador en el mercado de soja del mundo detrás de EE.UU. y Brasil donde el régimen de lluvias, contrariamente a lo que ocurre en nuestro país, está acompañando.

Un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) indicó que la siembra de soja está a punto de culminar con 18 millones de hectáreas. En el caso del maíz se implantarían 5,4 millones de hectáreas y hay dudas respecto a la producción.

Sube el dólar

Para compensar el aumento de costos productivos y la sequía, la suba del dólar (que este lunes cerró en $ 19,35) ayuda a compensar, en parte, la ecuación de rentabilidad de los productores agropecuarios aunque continúa atrasado respecto a la inflación.

Por de pronto, la suba del dólar genera una mayor fluidez en el nivel de ventas en el recinto de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Muchos grandes productores, que aún conservan parte de la cosecha pasada, se vuelcan a vender con estos precios.

“La suba del dólar mejora un poco, pero no es la única variable que compone la competitividad. Aumentaron los combustibles; los salarios un 15% y los insumos”, dijo a este medio Raúl Robín, presidente de Economías Regionales de la CAME.

Las señales de alerta en la macroeconomía se encienden cuando se observa que en 2017 el déficit de la balanza cambiaria turística consumió una cantidad de divisas equivalente al 42% de lo generado por la agroindustria, según datos del sitio valorsoja.com.

En 2017 se registraron salidas de divisas por u$s 10.577 y 2.086 millones en concepto de “viajes y otros gastos con tarjeta” y “transporte de pasajeros”, mientras que el ingreso de dólares por esos mismos ítems fue de apenas u$s 1955 y 46 millones.

Fuente: LPO

Publicidad