25 de enero de 2018 13:57 PM
Imprimir

Por el ajuste, SENASA se muda al predio de la Asociación Agrícola

Adrián Sago (SENASA) y Marcelo Rodríguez (Asociación Agrícola) dieron una conferencia conjunta para anunciar la mudanza de la oficina del organismo. Desde el lunes 29 funcionará en la sede de Mendoza y Chaco. La oficina del Centro Regional La Pampa – San Luis del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) se instalará en […]

Adrián Sago (SENASA) y Marcelo Rodríguez (Asociación Agrícola) dieron una conferencia conjunta para anunciar la mudanza de la oficina del organismo. Desde el lunes 29 funcionará en la sede de Mendoza y Chaco.

La oficina del Centro Regional La Pampa – San Luis del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) se instalará en el predio de la Asociación Agrícola Ganadera. Es una derivación del ajuste impuesto por el gobierno nacional en los organismos estatales.

Adrián Sago, veterinario y responsable del área de Sanidad Animal del SENASA, confirmó que la mudanza obedece a “cuestiones presupuestarias”, durante una conferencia que brindó junto al dirigente de la Agrícola Marcelo Rodríguez. La oficina funcionará en la entrada de Mendoza y Chaco -lo que era la Sala de Convenciones- desde el lunes 29 de enero.

El funcionario nacional dijo que espera que no haya despidos en el área. También defendió la nueva instalación y aseguró que no debe haber pensamientos sugestivos respecto de que los controles podrían flexibilizarse por el hecho de compartir un lugar con los representantes de los productores que deben ser sometidos a control.

El funcionario del SENASA aseveró que no recibieron ninguna indicación concreta respecto del megadecreto que estableció modificaciones en el sector. Aclaró que no se trata de su área específica -se ocupa de la sanidad animal, pero de la hacienda en pie- aunque explicó que las cuestiones son dinámicas y se van modificando.

El primer trascendido llegó a interpretar que terminaba la lucha contra la aftosa, y que eso permitía en el acto el levantamiento de la barrera sanitaria que le impide a La Pampa comercializar carne con hueso en Río Negro. Después se relativizó esa consideración, pero nunca hubo información oficial concreta sobre el tema.

Rodríguez apuntó que los datos que llegaron a la Agrícola indicaron que únicamente se derogaron normativas de los años ‘40 que ya estaban “obsoletas”. Pero tampoco aportó precisiones.

“Autogestión”

La Agrícola saludó la llegada de la oficina de SENASA a su predio: “será de fácil acceso, nos beneficia en la comunicación y el intercambio”, dijo Rodríguez. La oficina se encarga del servicio de emisión de certificación, esencialmente.

Sago publicitó especialmente la posibilidad de “autogestión” de los productores: la facilidad para completar su propia documentación desde su domicilia, vía on line. Lo comparó con un “homebanking”, pero también aclaró que esa circunstancia no desactiva los controles: “tenemos el botón para verificar si alguien se mandó una macana, y si esa macana fue accidental o intencional”, advirtió.

La oficina en el predio de la Rural atenderá a los usuarios de los departamentos Capital y Toay. Para los productores toayenses es una molestia, porque el organismo que funcionaba en la avenida Perón quedó desactivado. El intendente Ariel Rojas ofreció un lugar en la ciudad que gobierna, pero SENASA lo rechazó.

Sago explicó que se trataba de una vieja casa, sin las comodidades necesarias. “El inmueble no era adecuado, una casa que estaba abandonada, nos obligaba a una inversión importante y significaba también mucho tiempo”, añadió.

“Trabajamos para el campo”

El funcionario insistió en despejar sospechas respecto de la posibilidad de que un trabajo tan cercano con los propios controlados pueda tener como resultado algún favoritismo. Aunque dijo: “nosotros trabajamos para el campo, tenemos una relación permanente y agradecemos que nos hayan abierto las puertas. Esto va a ser de comodidad tanto para nuestros trabajadores como para los productores y usuarios en general”.

Señaló que, al contrario, la tarea conjunta entre organismos y jurisdicciones, genera una positiva “sinergia, una respuesta eficiente y satisfactoria”. Puso como ejemplo el hecho de que SENASA funciona en otras sedes de la agrícola en Eduardo Castex y en General Acha, y en coordinación con la Provincia en Guatraché y Victorica.

Aclaró que en el interior del país las tareas son “totalmente operativas”, en tanto que lo normativo y presupuestario se define a nivel nacional. Ese recorte derivó en esta mudanza. “Espero que no haya ajuste de personal”, dijo el funcionario. Y recordó que los estudios que hizo el Ministerio de Modernización demostraron que al SENASA le hace falta personal en el interior del país.

Sobre los despidos recientes, Sago se alineó con el discurso oficial: primero dijo que no estaba al tanto de cada caso y explicó que su ámbito de conocimiento es el centro La Pampa-San Luis, pero de inmediato aseveró que “se fueron algunas personas que no trabajaban como corresponde”.

Acerca de la posibilidad de que haya más despidos, dijo: “pasaron algunas cosas de las que no puedo decir que no me enteré, pero quiero creer que (en el caso del centro local) no va a haber despidos”.
Sago prometió que habrá “flexibilidad” con los productores afectados por los incendios: “que se queden tranquilos”, dijo.

Fuente: El Diario de la Pampa

Publicidad