25 de enero de 2018 14:25 PM
Imprimir

Brasil está positivo ante negociaciones con China para exportar pollo

Una vez que CAMEX adopto la medida de no sobre tasar el acero importado desde China, el sector avícola analiza que esta decisión debe influenciar positivamente las negociaciones entre brasileños y chinos en las investigaciones en curso por el país asiático contra las exportaciones de carne de pollo de Brasil.

La Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA) recibió con optimismo la información sobre la decisión de la Cámara de Comercio Exterior (CAMEX) de no sobre tasar los laminados de acero “prensados en caliente” importados de China y Rusia, como medida antidumping.

De acuerdo con el presidente ejecutivo de ABPA, Francisco Turra, la decisión debe influir positivamente en las negociaciones entre brasileños y chinos en las investigaciones en curso por el Gobierno del país asiático contra las exportaciones de carne de pollo de Brasil.

“Prevalece el sentido común en la decisión de CAMEX, especialmente por el hecho de que el sector de acero está actualmente en un momento diferente de aquel en que se solicitó la investigación”, analiza Turra. El presidente ejecutivo de ABPA afirma que fuentes del sector en Asia aseguran que la posibilidad del recargo a los laminados de acero fue determinante para el inicio de la investigación.

En agosto de 2017, la investigación contra los exportadores de carne de pollo partió tras la acusación presentada por productores de aves chinas, de que Brasil estaría practicando precios por debajo del mercado. Desde el principio la ABPA rechaza la denuncia y afirma que Brasil respeta los reglamentos de la Organización Mundial del Comercio.

No hay nexo causal entre las exportaciones brasileñas y cualquier eventual situación mercadológica local “, resalta Turra. “Vamos a explicitar todos los puntos y reiterar a las autoridades que Brasil desea seguir como un socio sólido y altamente confiable por la seguridad alimentaria de China, manteniendo los actuales niveles de exportación”, completa.

En 2017, China fue responsable por la importación de 9,2% del total de carne de pollo embarcadas por Brasil, y de 7,1% de las exportaciones de carne porcina. El país fue destino de 391.000 toneladas de aves y de 48,9 mil toneladas de carne porcina que, juntas, generaron US$861 millones en divisas para la balanza comercial brasileña.

Decisión de CAMEX
Camex confirmó que cesó, el pasado jueves (18/01/2018), la aplicación de medidas antidumping en la compra de laminados de acero en caliente de empresas chinas y rusas. En una nota, la Cámara subrayó que la suspensión del derecho es una “medida de excepción” definida tras analizar su impacto en la economía nacional y que podrá revertirse en el futuro, sobre la base del monitoreo de las importaciones.

El sitio Broadcast divulgó que sólo el Ministerio de la Industria, Comercio Exterior Exterior y Servicios (MDIC) defendió la aplicación inmediata de la medida, siendo que los otros siete ministerios que componía Camex fueron contrarios, siguiendo la posición defendida en público por los Ministerios de Hacienda y Agricultura.

Según el ministro de Planificación, Dyogo Oliveira, se observó que las empresas chinas y rusas efectivamente actuaban con prácticas de dumping, sin embargo, CAMEX observó que hubo reducción de las importaciones en los últimos tres años, cuando los precios aumentaron.

Queda suspendida la aplicación del derecho antidumping y se observará el mercado. “Se se repiten las prácticas desleales, el gobierno brasileño podrá aplicar la medida”, declaró el Ministro a la prensa tras la reunión de CAMEX. “El mensaje es que no habrá tolerancia con el dumping”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: avicultura.info

Publicidad