25 de enero de 2018 10:49 AM
Imprimir

Tabaré prepara “medidas concretas” para el agro pero dejó afuera a los indignados

La protesta de los ruralistas autoconvocados al otro lado de la orilla tuvo un punto cúlmine en la movilización mutitudinaria del martes (23/01) en Durazno, respaldada por empresarios de otras actividades, y generó que en el gobierno se pusieran a trabajar en soluciones para el sector. Sucede que el campo atraviesa allí una delicada situación por la presión impositiva, el atraso cambiario, el incremento de tarifas y el peso de un Estado asfixiante y piden que se concientice de que en el interior están perdiendo fuentes de trabajo y empresas. A diferencia de lo ocurrido en la Argentina en la era kirchnerista, con la famosa '125', allí el presidente Tabaré Vázquez se mostro "abierto" y convocó a las gremiales, aunque sin incluir a los autoconvocados, que las agrupaciones insistirán en sumar, mientras definen algunas "medidas concretas" que anunciará en los próximos días, según informó el mandatario 'Búsqueda'.
La protesta de los ruralistas autoconvocados tuvo un punto cúlmine en la movilización mutitudinaria del martes (23/01) en Durazno, y generó que en el gobierno se pusieran a trabajar en soluciones para el sector.
Según dijeron a ‘El Observador’ de Uruguay fuentes del gobierno vecino, el Ministerio de Economía trabaja para presentar una propuesta que contemple algunos de los reclamos que han formulado sobre todo lo relacionado con los costos asociados a la producción. Señalaron que Economía prepara medidas concretas que presentará al presidente Tabaré Vázquez en estos días.
A su vez, cuando los ecos de la concentración de Durazno todavía no se habían apagado, el mandatario movió las fichas y volvió a convocar a las gremiales rurales a una reunión, aunque reiteró su postura de desconocer la legitimidad del grupo de productores independientes.
Así, la pelota volvió al terreno de los productores, que la habían dejado en el campo del gobierno luego de la concentración organizada por el grupo de productores. En la convocatoria que el Ejecutivo hizo llegar por carta formal a cada agrupación -esta vez también a la Federación Rural, que para la cita anterior no había sido notificada directamente-, explica que la reunión es para “poner en marcha la creación de la mesa de trabajo planteada” en la reunión previa.
El lunes 15 cuando recibió a las gremiales sus representantes habían pedido al presidente esperar a que pasara la movilización de este martes para darle una respuesta respecto a las mesas de diálogo propuestas para cada sector. Pocas horas después de la convocatoria el presidente le puso una fecha a esa respuesta y los convocó para el próximo lunes, 29 de enero.
Ahora las que deben definir su postura son las gremiales. Si acceden a concurrir a esa reunión estarán aceptando el planteo oficial, que excluye a representantes de los productores autoconvocados a los que Vázquez definió como “el caos”. Si en cambio rechazan la invitación, quedarán alineados con el grupo de independientes.
“Habiéndose efectuado dicha asamblea (de autoconvocados en Durazno) y tomado estado público la plataforma presentada por la amplia difusión que se le diera invito a usted y a la agremiación que representa a poner en marcha la mesa de trabajo”, dice la carta publicada en la web de Presidencia dirigida al presidente de la Comisión Nacional de Fomento Rural, Mario Buzzalino.
Además de esta organización, también fueron invitados la Asociación Rural (ARU), las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), la Asociación de Productores de Leche, la Asociación de Cultivadores de Arroz y la Federación Rural, que había decidido no participar de la primera reunión porque no se sentía en condiciones de trasladar la postura de los productores.
Sin embargo, hasta ayer las gremiales no habían tomado una decisión respecto al tema, dijo al mencionado sitio uruguayo la presidenta de las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), Virginia San Martín. “Estamos a la espera. La agenda ahora la marcan los productores autoconvocados”, dijo, y agregó que están en “contacto permanente” entre las gremiales pero no hay ninguna reunión fijada.
Buzzalino dijo que la intención de las gremiales es tratar de integrar a algún dirigente de los autoconvocados a esta reunión pero explicó que todavía no hay una posición definida. El próximo viernes se reunirá la dirección de la Comisión Nacional de Fomento Rural y recién ahí habrá una postura más clara. “Creo que hay que participar. El gobierno debe sopesar el riesgo que supone no invitar a este grupo (de productores autoconvocados) después del acto de ayer. La movida de fue importante”, dijo Buzzalino.
Sin embargo, uno de los voceros de los productores autoconvocados aseguró que no pierden las esperanzas de que el presidente los reciba en el corto plazo.
Su idea es entregarle por escrito las propuestas al presidente el próximo viernes 26. Y entre el 31 de enero y el 1° de febrero realizarán una vigilia al costado de distinas rutas nacionales.
Según dijeron fuentes de Presidencia, hay dificultad para entablar una negociación con los productores ya que no está claro a qué sector agropecuario representan y qué delegados tienen.
En tanto, la vicepresidenta Lucía Topolansky fue más abierta a recibir a los autconvocados aunque aseguró que es difícil definir quiénes son los representantes. “Quisiera sentarme con los autoconvocados o con los que hablaron en el acto, porque tiene que ver con la estructura de producción del Uruguay. En las comisiones del Senado se recibe a todos los que lo pidan. No hay ningún drama en recibir a los autoconvocados, ¿Pero cuál es el mail de un autoconvocado? Capaz que los cuatro que hablaron pueden ir a la Comisión de Ganadería, estamos abiertos a escuchar a todos los sectores”, señaló Topolansky.
Fuente: Urgente 24

Publicidad