27 de enero de 2018 11:48 AM
Imprimir

Crisis del campo en Uruguay: finalmente, Tabaré Vázquez se reunió con manifestantes del agro

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dio un vuelco en su postura de no reunirse con productores que realizaron una multitudinaria manifestación el pasado martes en demanda de alivios tributarios, y los recibió este viernes. Representantes de un movimiento de agricultores autoconvocados, que actúan por fuera de las gremiales tradicionales, llegaron a la sede de […]

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dio un vuelco en su postura de no reunirse con productores que realizaron una multitudinaria manifestación el pasado martes en demanda de alivios tributarios, y los recibió este viernes.
Representantes de un movimiento de agricultores autoconvocados, que actúan por fuera de las gremiales tradicionales, llegaron a la sede de la Presidencia en Montevideo y fueron recibidos sorpresivamente por el mandatario.
Vázquez les prometió “estudiar uno por uno sus reclamos”, dijo a la AFP Guillermo Franchi, uno de los referentes del movimiento al término del encuentro.
“Fue un encuentro muy franco, y abrió una ventana de discusión a esta problemática”, añadió.
Los productores, que desde hace casi 20 días se manifiestan en las rutas del país contra la política económica del Gobierno, en un contexto de baja de la rentabilidad, aumento del desempleo y cierre de empresas agropecuarias, consideraron positivo que el mandatario cambiara su tesitura.
Vázquez había expresado que solo se reuniría con las gremiales tradicionales del campo, y no con los denominados autoconvocados, a quienes ahora les pidió que se doten de una estructura organizada para convertirse también en interlocutores.
La reunión “es un golazo (éxito) para nosotros”, dijo Franchi, quien recordó que hace poco más de dos semanas que surgió este movimiento que creció poco a poco, atizado por un incremento tarifario, impositivo y de precios de los combustibles a comienzos de enero.
El Gobierno de Vázquez ha realizado varios ajustes fiscales para paliar un abultado déficit de las finanzas públicas de 3,6% del PIB y sanear a la endeudada petrolera estatal ANCAP, monopólica para refinación y distribución de combustible pero fuertemente deficitaria. Además, decretó varios aumentos de tarifas en los últimos años en enero, que elevaron el precio de la energía y de la gasolina en particular (9,8% este año).
“En 15 días se armó esto pero por un malestar que se arrastra de años”, expresó Frachi, quien dijo que el movimiento pretende enviar un mensaje a todo el sistema político porque tienen la “sensación de que gobiernan de espalda al interior” del país.
“Desconocer que el agro es el rubro (económico) principal del Uruguay es un gravísimo error”, concluyó.
La carne (21,9%), seguida de la soja (15,50%) y la madera (12,67%) ocuparon los primeros lugares entre los productos más vendidos al exterior el año pasado por el país sudamericano.
El martes, el movimiento al que se sumaron transportistas y comerciantes, reunió a decenas de miles de personas en Durazno, 200 km al norte de Montevideo, y pidió mayor austeridad en el gasto público, un dólar más alto y rebajas de las tarifas del combustible y la electricidad.
Ahora los agricultores realizarán una “vigilia” en las rutas el 31 de enero y el primero de febrero, en espera de anuncios concretos por parte del Ejecutivo, que tiene prevista una reunión con las grandes gremiales del campo el próximo lunes.
En casi 13 años de gobierno del izquierdista Frente Amplio, que atraviesa su tercer período desde 2005, este es el primer movimiento contestatario masivo contra sus políticas económicas.

Fuente: www.expresdiario.com.ar

Publicidad