27 de enero de 2018 10:02 AM
Imprimir

Aftosa: el MGAP pide respetar las dosis al aplicar la vacuna

En algunos casos se usarán dos y en otros tres centímetros

La vacunación de todo el rodeo bovino contra fiebre aftosa tendrá algunas variantes este año. El primer período de inmunización contra esta enfermedad, que en 2001 le costó a Uruguay más de US$ 700 millones y la pérdida de su status sanitario de país libre sin vacunación, comienza el próximo 15 de febrero y va hasta el 15 de marzo.

Pero lo más importante será revisar bien las etiquetas de los frascos que contienen la vacuna, pues habrá dosis de dos y de tres centímetros.

La secretaría de Estado ya tenía compradas las vacunas que se utilizarán en este período y no se pudo uniformizar la dosis. “Lo que hay que hacer es respetar las especificaciones. Para compras futuras, se estudia qué grado de saponina se exigirá y se uniformizarán las dosis a dos centímetros”, explicó el director de la División de Sanidad Animal (MGAP), Carlos Fuellis.

La mayoría de los frascos que se van a repartir son con dosis de 2 centímetros, dependiendo de la marca comercial, pero desde la secretaría de Estado se exhorta a los ganaderos a estar atentos y, principalmente, a respetar la cadena de frío.

“Ambas vacunas —sean dosis de dos o tres centímetros— tienen la misma potencia y desarrollan la misma inmunidad independientemente de los centímetros que se usen”, aclaró Fuellis.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca emitirá a fin de mes el calendario de vacunación que los productores deberán cumplir a rajatabla.

A su vez, respetando los 60 días entre ambos períodos de vacunación, los bovinos menores de dos años deberán inmunizarse del 15 de mayo al 15 de junio, cuando hasta el año pasado se vacunaban en mayo.

“En base a estudios técnicos y contemplada la inmunidad que tenemos en el rodeo uruguayo, se decidió trasladar el período. Es un plan piloto que haremos este año para ver si seguimos consecuentemente con este tipo de período”, recordó el director general de los Servicios Ganaderos, Eduardo Barre, cuando anunció los cambios.

Entre otras variantes, el MGAP también dispuso que para 2019, se modifiquen las dosis a 2 mililitros y no 3 mililitros como se usaba hasta ahora, pero también, a futuro, se establecerá el máximo de saponina, que es el coadyuvante (el que ayuda a la absorción de la vacuna). Esos niveles todavía no están definidos, pero están siendo estudiados por los técnicos oficiales. Brasil va por el mismo camino que Uruguay en cuanto a reducción de dosis y porcentaje de saponina de las vacunas.

cuidado. Las vacunas deberán aplicarse de forma subcutánea y no intramuscular, para evitar abscesos que puedan llegar a cumplir la exportación de carne bovina, como ya sucedió anteriormente en algunos destinos, donde surgieron contenedores que fueron observados.

“Hay un buen nivel de inmunidad y no hay problema en aplicar la vacuna subcutánea”, destacó días atrás el director de los Servicios Ganaderos, Eduardo Barre, al realizar el lanzamiento con los cambios en la vacunación de aftosa.

Con la aplicación intramuscular de las dosis se lograba una inmunidad más rápida, según remarcaron los expertos sanitarios desde el MGAP.

El cambio de fechas implementado este año se enmarca en un plan piloto que responde al pedido de los veterinarios del norte del país, que solicitaron al servicio oficial correr 15 días el período de inmunizaciones para evitar cualquier estrés —sumado al excesivo calor— que perjudique la inmunidad en los animales y afecte el status sanitario que la ganadería uruguaya ha venido defendiendo con éxito en los últimos años. Mantener el status depende de todos.

Fuente: El Pais

Publicidad