29 de enero de 2018 03:34 AM
Imprimir

Con impulso presidencial, el Mercosur y la UE vuelven a la mesa de negociación

Luego de la gira del presidente Macri por Rusia, Suiza y Francia, los funcionarios diplomáticos dejaron el fin de semana París en dirección a Bruselas, donde hoy comenzará una reunión informal de los ministros del Mercosur con la Comisión Europea con vistas a pactar una nueva ronda de negociación de cara al acuerdo de asociación […]

Luego de la gira del presidente Macri por Rusia, Suiza y Francia, los funcionarios diplomáticos dejaron el fin de semana París en dirección a Bruselas, donde hoy comenzará una reunión informal de los ministros del Mercosur con la Comisión Europea con vistas a pactar una nueva ronda de negociación de cara al acuerdo de asociación estratégica que se negocia entre los bloques.

Encabezados por el canciller Jorge Faurie, la delegación argentina volverá a insistir esta semana a sus pares europeos para cerrar cuanto antes el acuerdo, aprovechando la ventana de oportunidad que podría cerrarse en abril, cuando se inicie la campaña presidencial en Brasil, y que de ambos lados reconocen como el deadline para no ver frustrados dos años de intensas deliberaciones. Y, de paso, no repetir una historia de fracasos que comenzó en 2000.

La unión aduanera sudamericana, que este semestre preside el Paraguay, planteará a los europeos realizar una última ronda de negociación en Asunción, posterior al carnaval, siendo la fecha tentativa de inicio el 19 de febrero. Mientras tanto, conversarán sobre posibles alterativas para cumplir con los mandatos que les bajan desde las esferas políticas, en un toma y daca que promete ser arduo.

El gobierno argentino llevará como un caballo de batalla las declaraciones del presidente francés Emmanuel Macron, quien luego de entrevistarse con Macri, el pasado viernes en el Palacio del Elíseo, habló de la “oportunidad de lograr un acuerdo político dado el contexto global” en el que Estados Unidos plantea un comercio bilateralista, y sostuvo que “es totalmente posible y técnicamente factible encontrar una salida que contemple las necesidades” de ambos bloques.

En sí, nada cambió en las posiciones de ambos bloques, todavía en desacuerdo respecto a las cuotas de carnes, azúcar y bioetanol que podrán entrar al viejo continente. Francia, uno de los países de peso en la UE, sigue sosteniendo que los niveles propuestos en octubre (70.000 toneladas anuales) son inamovibles, aunque avala una solución técnica para el diferendo.

La Argentina, en boca del Presidente, ya ha manifestado en cambio su acuerdo para que las canastas de desgravación impositiva para los bienes industriales europeos no sea de 15, sino de diez años, tal como reclamaba la contraparte. Esto, según Macri, sin desmedro de los sectores industriales sudamericanos.

Macri dijo en París a El Cronista y otros medios que esta será una “semana clave” para apurar el acuerdo que Europa se negó a rubricar en diciembre, durante la cumbre de la OMC, pese a la insistencia nacional. “Estamos confiados en que vamos a progresar en el acuerdo político”, declaró el mandatario, “empujando la mayor apertura posible para nuestra agroindustria, y velando por la mayor transición posible para la industria”.

Fuente: Agromeat

Publicidad