30 de enero de 2018 11:31 AM
Imprimir

Está confirmada la campaña de langostino en marzo

Los directivos de Newsan e Iberconsa se lo comunicaron al director del INIDEP, quien debe definir la fecha exacta. En la reunión del CFP que se celebrará en Puerto Madryn este miércoles se hará el anuncio para buscar más apoyo de las empresas, especialmente las fresqueras.

El viernes pasado los ejecutivos de Miguel Glikman de Newsan y Juan Pablo Basavilbaso de Iberconsa le comunicaron al director del INIDEP, Otto Wöhler, que cuentan con el apoyo de armadores independientes, CAPECA y parte de CAPIP para realizar la campaña con el buque comercial Bogavante Segundo, el mismo que se puso a disposición para la campaña de marzo del año pasado y para la de noviembre último. Juan de la Garza, uno de los responsables del Programa Langostino, había manifestado en una entrevista con REVISTA PUERTO la importancia que tiene la realización de este crucero para dar continuidad a la serie histórica, adquirir un mayor conocimiento del verdadero estado del recurso y poder anticiparse a la próxima temporada en aguas nacionales.

El costo de la campaña para las empresas fue en 2017 de 110.000 dólares a razón de 6.000 dólares por empresa y es financiada exclusivamente por armadores congeladores, en su mayoría de la Patagonia. De Mar del Plata solo han contribuido Solimeno y Valastro.

En 2017 se capturaron 224.000 toneladas de langostino, de las cuales 110.000 correspondieron a los congeladores. El crecimiento para ese sector fue del 10%, el resto se reparte entre Rawson y Mar del Plata; los que más crecieron fueron los fresqueros colorados. A pesar de ello han sido indiferentes a las propuestas de apoyo a la investigación pesquera y hasta ahora nunca han colaborado con el aporte de dinero para afrontar los gastos de las campañas.

Los que siempre han contribuido son los empresarios nucleados en CAPECA, independientes como Argenova, Iberconsa y Pescapuerta; y algunos de CAPIP. Conarpesa, la principal empresa dedicada al langostino, solo lo ha hecho en la primera campaña.

Si se volvió a contar con datos fiables de langostino no fue porque el INIDEP lograra poner en marcha los barcos sino porque una veintena de empresas tomaron conciencia de la importancia que tienen las campañas y los datos que de ellas surgen para la planificación empresaria, tras la sugerencia hecha a través de estas páginas por parte de los investigadores a cargo de la pesquería.

“Es fundamental poder contar con esa información, los datos que surjan de la campaña de marzo nos van a permitir tener el estado de salud del recurso y un panorama de la temporada 2019. Somos varias las compañías que entendemos la importancia que tienen estas evaluaciones”, contó uno de los aportantes.

“Vamos a poder ver no solo lo que está pasando, sino que podremos compararlo con el año pasado; comenzaremos a tener una serie histórica que nos permita empezar a inferir y llegar en algún momento a desarrollar un modelo de predicción como el que se utiliza para peces”, indicó Juan de la Garza al referirse a la importancia que tiene la campaña de marzo en una entrevista que le realizáramos la semana pasada .

La confirmación de la realización de la campaña de marzo es una gran noticia, ya que por primera vez en mucho tiempo una pesquería evaluada por el INIDEP comienza a dar continuidad a una serie histórica. El perfil activo de los biólogos que dirigen el Programa Langostino y la responsabilidad empresarial de algunos actores pesqueros permiten suplir la ineficiencia del Estado en la evaluación de los recursos.

En la reunión del Consejo Federal Pesquero que se realizará este miércoles en Puerto Madryn con la participación del sector, los promotores de esta iniciativa volverán a convocar a todos para que participen. A pesar de que no se trata de un costo difícil de afrontar para las empresas que participan del negocio, no son pocos los que se hacen los distraídos.

Otros temas que estarán en agenda de la reunión con el CFP

Si bien este es uno de los puntos importantes del encuentro que se realizará este miércoles, existen otros de gran relevancia que desatarán seguramente un encendido debate, como las reformulaciones de permisos que el CFP aprueba de manera sistemática y permiten la transformación de lanchas amarillas en barcos langostineros.

La peligrosa intención de actores marplatense de impulsar la derogación de la Resolución 1113 que abriría la puerta al ingreso indiscriminado de buques a la pesquería será otro de los puntos álgidos. Recordemos que uno de los promotores es el Representante del Poder Ejecutivo Nacional y creador del Consejo de Empresas Pesquera (CEPA), que tiene como socio fundador a Moscuzza, que pretende ingresar a la pesquería un barco de dimensiones mayores a las permitidas por esta normativa. La 1113 fue la resolución que permitió en gran parte el éxito del langostino que hoy observamos.

La calidad del producto final que terminan exportando los propietarios de barcos fresqueros será otro de los temas que se discutirán ante las autoridades y que seguramente generará enfrentamiento entre quienes procesan en tierra y a bordo.  A ello se sumarán los enfrentamientos entre armadores y procesadores por el monopolio de la comercialización. Será, definitivamente, un encuentro para alquilar balcones

Fuente: Revista Puerto - Mar del Plata

Publicidad