31 de enero de 2018 14:27 PM
Imprimir

Cultivos transgénicos podrían eliminar “ejército” de gusanos que invade África

Originalmente de América, estos gusanos fueron una plaga allí durante cientos de años. Sin embargo, los agricultores estadounidenses los han vencido con la ayuda de plantas genéticamente modificadas (o “transgénicas”) y plaguicidas avanzados

Una voraz plaga de gusanos oriundos de América llegó a Nigeria a inicios de 2016, y ya invade la mayor parte de los cultivos de maíz del continente africano. Además de medidas de control tradicional usadas en Sudamérica, un enfoque recomendado por los expertos sería el uso de cultivos transgénicos resistentes a insectos para contener esta plaga que podría causar hambrunas.

África ha sido invadida por alas silenciosas. Primero aterrizaron en barco en el oeste. Luego se extendieron por todo el continente, causando estragos a medida que avanzaban. Ahora, dos años después, los invasores están preocupando a los funcionarios en casi todos los países del África subsahariana. No son los franceses, británicos o incluso los chinos. Esta vez es una simple polilla estadounidense, el voraz ejército de gusanos en otoño, que ha marchado por los campos de África y amenaza con provocar una crisis alimentaria.

Cuando se tornan en orugas hambrientas, el gusano cogollero se alimentará de más de 80 especies de plantas. Pero su favorito es el maíz, el alimento básico para más de 200 millones de africanos subsaharianos. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que el África subsahariana tiene alrededor de 35 millones de hectáreas de maíz cultivadas por pequeños propietarios, y que casi todo está infestado o en riesgo de infestación.

Si la plaga no se controla, podría engullir hasta un 20 % de la cosecha total de maíz de la región. Algunos países pueden ser especialmente afectados. El Centro Internacional para la Agricultura y las Biociencias (CABI), una asociación de centros de investigación agrícola en 12 países, cree que los grandes productores como Nigeria o Tanzania podrían perder más de la mitad de su cosecha de maíz.

Originalmente de América, estos gusanos fueron una plaga allí durante cientos de años. Sin embargo, los agricultores estadounidenses los han vencido con la ayuda de plantas genéticamente modificadas (o “transgénicas”) y plaguicidas avanzados. Por el contrario, los gusanos encuentran poca resistencia en África. Primero se detectaron oficialmente en Nigeria en enero de 2016. Ahora se pueden encontrar en otros 43 países africanos (ver mapa).

Dos factores explican su rápida propagación. El primero es la biología. África ya tiene su propia variedad del gusano, que los agricultores pueden controlar. Pero la especie extranjera migra y se reproduce mucho más rápido. Después de que se convierte en una polilla, puede volar hasta 100 km por noche. Durante sus diez días de vida adulta, una polilla hembra puede poner hasta 1,000 huevos.

El segundo es que la mayor parte de la agricultura de África la realizan pequeños agricultores que utilizan técnicas obsoletas y cuyos rendimientos ya son bajos. El gusano “viene a la cabeza de otras amenazas constantes que enfrentan los agricultores, como la sequía, las nuevas enfermedades de los cultivos y la baja fertilidad del suelo”, dice Joe DeVries de la Alianza para una Revolución Verde en África.

Sin embargo, la agricultura intensiva en mano de obra también ofrece oportunidades. Los expertos temen que si los agricultores usan demasiado pesticida barato para matar a los gusanos, pueden terminar envenenando sus cultivos. Allan Hruska de la FAO espera en su lugar enseñar a los agricultores a utilizar algunas de las técnicas que los pequeños agricultores en las Américas han usado durante mucho tiempo. Estos incluyen mezclar cultivos, alentar a depredadores naturales y patrullar campos para aplastar los huevos a mano.

Mejor aún sería copiar a los agricultores de Estados Unidos, que siembran cultivos transgénicos que son en gran medida resistentes al gusano. Casi todos los países africanos, aparte de Sudáfrica, han prohibido formal o informalmente los cultivos transgénicos, siguiendo el consejo desinformado de los “eco-guerreros”. Levantar estas restricciones llevaría a menos orugas hambrientas y menos personas hambrientas.

(AgroAlimentando – Fuente The Economist: https://www.economist.com/news/middle-east-and-africa/21735060-stopping-spread-spodoptera-frugiperda-army-worms-invading-africa ).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: todoelcampo.com.uy

Publicidad